Consejos

Ahorra MÁS dinero con tu instalación solar térmica

10 noviembre 2016
Instalación solar térmica

10 noviembre 2016

Es importante realizar un correcto mantenimiento en tu instalación solar térmica para conseguir ahorrar en tu factura. Desgraciadamente muchas de las comunidades de vecinos y propietarios no saben que el sistema que tienen instalado no funciona. Te damos las claves para conseguirlo. 

¿Sabes que la gran mayoría de las instalaciones solares térmicas para ACS (Agua Caliente Sanitaria) de nuestro país no funciona adecuadamente? La razón es simple, el mantenimiento es inadecuado o mejor dicho nulo.

Las comunidades de vecinos son las grandes afectadas porque los propietarios desconocen que el sistema no funciona o que el nivel de eficiencia contratado del sistema ha disminuido. Pero ¿por qué? porque el sistema auxiliar que respalda la instalación sigue cubriendo la demanda y el servicio sigue funcionando con normalidad.

Detecta si tu sistema funciona correctamente

Compara la factura anterior a la instalación con una posterior, ¿hay diferencia? deberías estar ahorrando. ¿El termómetro que lleva incorporado el sistema solar térmico aumenta de temperatura en las horas centrales del día? Debería hacerlo. Si tu respuesta ha sido sí a ambas preguntas, enhorabuena, tu instalación es correcta, en caso contrario te recomendamos que pongas remedio.

¿Cómo debo realizar un correcto mantenimiento?

Debes saber que existen actuaciones de vigilancia y mantenimiento que ayudan a prolongar la vida útil de tu instalación. Para ello ponte en contacto con un técnico competente. Él se encargará de:

  • Vigilar los parámetros principales (captadores, circuito primario y secundario) con la frecuencia adecuada para asegurar que los valores operacionales de la instalación son correctos.
  • Revisar con una periodicidad anual aquellas instalaciones de superficie de captación ≤ 20 m2 o semestral para las > 20 m2.

Además, deberías contar con un libro de mantenimiento donde queden reflejadas todas las operaciones realizadas ya sean,

  • preventivas, con las operaciones de inspección visual, verificación de actuaciones, prestaciones, protección y durabilidad de la instalación.
  • correctivas, donde se anoten las incidencias detectadas en las operaciones de vigilancia y mantenimiento preventivo.

Encontrarás más información sobre las tareas de mantenimiento y sus frecuencias en vigilancias y revisiones en: RenoVamos.org

Anímate y comienza a ahorrar aún más gracias a nuestra

I Compra Colectiva de Sistemas Solares Térmicos 


Imprimir Enviar por email