Dispositivos a salvo

Protege tus dispositivos.

Búsquedas, compras... son algunas de las actividades que hacemos a través de nuestros dispositivos móviles y ordenadores. Para realizarlas con total tranquilidad, lo principal es estar bien protegidos.

Encuentra tu teléfono esté donde esté

Si pierdes tu móvil no desesperes: tienes varias opciones muy sencillas para localizarlo o borrar su contenido.

Un despiste, aglomeración en el metro o algún amigo de lo ajeno se ha hecho con él. Perder el móvil es, además de un gran disgusto, una gran pérdida de datos.

Antes de nada, debes apuntarte el IMEI de tu móvil, que viene a ser lo mismo que nuestro DNI salvo que está compuesto por 15 números. Si quieres obtenerlo, tan sólo deberás teclear en tu teléfono *#06#. Lo bueno de saber este código es que cuando pongas la denuncia sobre la pérdida del movil, con el IMEI se podrán bloquear las llamadas desde él.

Instala la app de localización de tu teléfono. De esta forma, no perderás toda la información que hay en él.

Android: descárgate el Administrador de Dispositivos de Android en la Play Store. A continuación, busca "Configurar opciones para bloquear y borrar" y selecciona "Enviar notificación". Al hacer esto te llegará un SMS que tendrás que abrir para dejar activada la app.

iOS: tan sólo que tendrás que instalar la aplicación "Buscar mi iPhone", muy útil y fácil de utilizar.

Windows Phone: deberás acceder a "Administrar tus dispositivos de Microsoft", elegir el teléfono que quieras buscar y pulsar "Encuentra mi teléfono". ¡Así de fácil!

BlackBerry Protect: visita este enlace e inicia sesión con tu BlackBerry ID, donde se puede bloquear el dispositivo, agregar un mensaje a la pantalla de inicio, ubicarlo, eliminar los datos o marcarlo como borrado.

En caso de perder de vista tu móvil, no te desesperes, ni vacíes todo el contenido de tu mochila en el suelo ni pongas carteles con su foto. Tienes otras opciones para saber dónde está.

  1. Mapa: el GPS de la app de rescate te dirá dónde está tu teléfono. Así que, ¡a por él!
  2. Llama a tu móvil: vale, no es que tu móvil vaya a contestar solo, pero esta función es útil en el caso de que alguien lo haya encontrado. Hay varias aplicaciones que te permiten saber más de tu teléfono como fotografiar a la persona que lo tiene o incluso saber el número de la SIM en caso de que le hayan cambiado la tarjeta.
  3. Y como último recurso... borra los datos de tu teléfono: hay varias aplicaciones que te permiten hacer reseteo en remoto. De esta forma nadie podrá ver el contenido que tienes en tu dispositivo. Eso sí, esto sólo debes hacerlo cuando estés seguro de que no vas a recuperarlo, porque el reseteo no es una opción reversible.

No te la juegues: usa contraseña

Si no quieres que nadie cotillee lo que hay en tu móvil, utiliza una buena contraseña.

Android: podrás elegir el tipo de bloqueo que más te guste. Para ello debes ir a la sección de "Seguridad" que está dentro de "Ajustes". Después haz clic en "Bloqueo de pantalla" y elige tu patrón de bloqueo.

iOS: tienes varias opciones de bloqueo. Para empezar deberás ir a "Ajustes". Dentro de Touch ID y código podrás activar el PIN de bloqueo y, si lo deseas, el bloqueo con huella dactilar. No obstante y para mayor seguridad, se recomienda usar ambas.

Windows Phone: dentro de "Configuración", selecciona "Pantalla de bloqueo", "activar contraseña" y "crear o cambiar la contraseña". Después elige "Requerir una contraseña, después de", o "cada vez" y pulsa "listo". Recuerda utilizar una contraseña segura y que puedas recordar.

Blackberry: deberás elegir "Seguridad y Privacidad" dentro de "Configuración". A continuación, selecciona "Contraseña del dispositivo" y "Cambiar la contraseña del dispositivo".

Los virus bien lejos

Los virus son programas maliciosos que atacan la seguridad de nuestros dispositivos: hay hasta 200.000 virus nuevos cada día. Así que, mejor tener nuestros dispositivos siempre bien protegidos por si acaso.

¿Dejarías tus dispositivos en manos de cualquiera? Pues no te la juegues con tu antivirus. Él será el encargado de proteger tus ordenadores, así que, mejor que sea de confianza, ¿no? Si es de calidad, detectará y eliminará posibles amenazas de tus dispositivos. Eso sí, configúralo bien y encárgate de que esté siempre actualizado, si no sus superpoderes no servirán. Como hay muchos antivirus y elegir uno puede ser complicado, en OCU te ayudamos a que escojas el que más te conviene. Por cierto, en la Oficina de Seguridad del Internauta del INCIBE podrás encontrar antivirus gratuitos.

No te cortes, hay material digital que puede ser peligroso por su procedencia: ficheros adjuntos vía email, memorias USB… ¡Analízalos antes de que pongan un pie en tus dominios! Para ello, pon el cursor sobre el elemento que quieras analizar y con el botón derecho del ratón clica en “Escanear”. No tardas nada y vas a estar mucho más seguro.

Igual que no guardas en la nevera un yogur que se ha pasado de fecha, ¿por qué vas a tener en tus dispositivos un antivirus que ya no te sirve?

Windows: activa el firewall y el Windows Defender de Microsoft de forma totalmente gratuita. Además, también hay antivirus que no son de pago y te protegerán, aunque ten en cuenta que no llevan firewall y no suelen incluir anti-phishing.

Mac: configuración del firewall de aplicaciones en MAC OS X v10.6 y posteriores:

  1. Elige la opción "Preferencias del sistema" del menú de Apple.
  2. Selecciona "Seguridad" o "Seguridad y privacidad".
  3. Activa el panel seleccionando el candado en la esquina inferior izquierda e introduce el nombre de usuario y contraseña de administrador.
  4. Selecciona "Activar Firewall" o "Inicio" para activar el cortafuegos.
  5. Selecciona "Avanzado" para personalizar la configuración del cortafuegos.

Linux: las distintas distribuciones de Linux proporcionan herramientas de firewall, tanto gráficas como en consola, que se basan en IPtables. En cualquier caso, existen herramientas sencillas, gratuitas y genéricas para la configuración del firewall en Linux, por ejemplo, en INCIBE.

No te descargues cualquier app

No hay que ir por la vida desconfiado, pero sí con precaución. Así que no te descargues cualquier información o app que no conozcas previamente o venga de un lugar de confianza.

Igual que no le abres la puerta a cualquiera, tampoco deberías dejar entrar cualquier aplicación en tu móvil. Ten en cuenta que no todas son lícitas y que hay más de una con la intención de robarte datos o dañar tu móvil.

Internet ofrece muchas posibilidades y hay millones de páginas webs que ofrecen apps de todo tipo. Pero cuidado, fiáte sólo de las plataformas de confianza que te ofrezcan alguna garantía.

Las apps son como un producto de primera calidad: no valen imitaciones. Por eso, asegúrate de que el desarrollador de la aplicación es el mismo que el que te presta el servicio, es decir, que es la aplicación oficial.

No es que no nos fiemos de tu criterio a la hora de descargarte apps, pero por si acaso se cuela alguna dañina, es mejor que tengas la máxima seguridad en tu móvil.

¿Cómo los activo?

Android: dentro de "Ajustes" deberás habilitar "Orígenes desconocidos". Si además quieres asegurar aún más tu teléfono, puedes activar un anti-phishing desde Chrome.

Firefox: las funciones anti-phising y malware están activadas por defecto, así que no tendrás que hacer nada.

Opera: éste cuenta con una opción de seguridad llamada Adguard.

Actualiza tus dispositivos y programas

Mejorar la usabilidad y la seguridad es el objetivo de la mayoría de las actualizaciones de sistemas operativos, navegadores y aplicaciones. Por tanto, es lógico que quieras estar siempre al día para disfrutar más de tus dispositivos al mismo tiempo que potencias su protección.

Realiza copias de seguridad

Si activas las funciones de autoguardado en la plataforma que estés usando, no tendrás que preocuparte. Si necesitas mucho espacio, puede que el almacenamiento en la nube tenga costes. Por eso, cuando elijas dónde guardar tus archivos escoge un proveedor que te ofrezca garantías de privacidad suficientes. Si vas a guardar información muy muy muy importante, es necesario que tengas unas garantías adicionales que puedes consultar en Guía para clientes que contraten servicios de Cloud Computing.

¿Cómo gestiono los archivos en la nube?

Android: puedes guardar tus documentos importantes en Drive y las imágenes en Google Fotos.

iOS: solo tienes que sincronizar tu Mac o tu iPhone con tu cuenta de iCloud. ¡Ya está!

Windows: usa One Drive para mantener a salvo tus documentos más importantes.

Ya sabes, sea cual sea el disponsitivo que tengas, puedes usar plataformas disponibles en el mercado, como por ejemplo Dropbox. Consultas el estudio sobre seguridad en servicios de almacenamiento: Análisis de Dropbox y Mega publicado por el INCIBE. Además, puedes utilizar plataformas populares y otras orientadas a particular y pequeña empresa como las indicadas en el listado de INCIBE

Pues sí, también son otra opción. Pero eso sí, comprueba que las memorias USB, discos duros u otros dispositivos que utilices para copias de seguridad tengan algún mecanismo de seguridad o cifrado que impidan su acceso en caso de pérdida. La primera copia que hagas en estos dispositivos de almacenamiento tendrás que hacerla de forma manual, sin embargo las siguientes copias podrás programarlas, de forma que se realicen de forma automática.

En la Oficina de Seguridad del Internauta del INCIBE aparecen herramientas de backup que pueden resultarte útiles.

Cuidado al utilizar un dispositivo que no es tuyo

No te cortes si tienes que usar el teléfono de algún amigo, pero hazlo con precaución ya que algunos de tus datos privados pueden quedar registrados. Sigue los consejos que te indicamos y no habrá problemas, porque sabemos que compartir es vivir.

A veces no nos queda otro remedio que utilizar un móvil que no es nuestro. Pero al igual que somos discretos y educados cuando somos invitados a alguna casa, también debemos mantener esa discrección con el uso de otro dispositivo.

Windows, Mac o Linux: podrás utilizar este tipo de cuentas. La cualidad es que cuando cierras la sesión desde una cuenta de invitado, se borrarán todos tus datos como el usuario y el login.

Android: es muy sencillo y sólo tendrás que:

  1. Abrir el panel de notificaciones del teléfono.
  2. Seleccionar el icono de usuario invitado en la parte superior derecha.
  3. Haz clic en usuario invitado.

No confíes en cualquier ordenador, ya que no sabes si este está a salvo de virus.

iOS: al conectar tu dispositivo al ordenador, te preguntará si confías en ese ordenador. Selecciona "no confiar", para que tu dispositivo no se sincronice con el ordenador desconocido.

También te puede interesar...