Noticia

¿Has perdido o te han robado el móvil?

10 octubre 2018
Pérdida o robo móvil

10 octubre 2018
Perder el móvil es, además de un gran disgusto, una pérdida de datos. No desesperes, te contamos cómo localizarlo, borrar con rapidez todo lo importante y cómo protegerlo antes de que algún incidente de este tipo suceda. Recuerda que, si cae en malas manos y realizan un uso fraudulento con él, la Ley de Servicios de Pago te protege.

Hoy en día perder el móvil puede ser casi tan desastroso como perder nuestra cartera, y es que en nuestro teléfono llevamos direcciones y teléfonos, fotos, vídeos, datos confidenciales de nuestras tarjetas de crédito, aplicaciones para pago de compras... En definitiva, mucha información personal de la que se puede hacer un mal uso o causarnos un perjuicio económico si cae en manos de otras personas.

En la mayoría de las ocasiones, no lograremos recuperar el móvil, que seguramente acabará en tiendas de segunda mano, sobre todo para venderse a terceros. Lo que sí podemos hacer, afortunadamente, es ser previsores para minimizar los daños si llega el caso, tomando medidas antes y después.

Conoce los mejores teléfonos móviles

Después de comprar un móvil… ¡protégelo!

  • Apunta y guarda su IMEI. Es la huella digital única de cada teléfono móvil, es decir, el código de 15 números que lo identifica. Se muestra en el embalaje del móvil y también puedes conocerlo pulsando *#06#.
  • Bloquea la pantalla con un código PIN o patrón. De esta forma, si te roban el móvil, no podrán usarlo, aunque este encendido.
  • Descárgate la app Encontrar mi dispositivo de Google. Si te has dejado el móvil en algún sitio o te lo han robado, con esta app podrás comprobar la localización exacta de tu teléfono sobre un mapa a través del navegador de un ordenador u otro dispositivo. Solo tendrás que acceder aquí e iniciar sesión con tu usuario de Google, o bien instalar la app en otro teléfono o tableta y logarte como invitado con tu usuario y contraseña de Google. Además de localizarlo, también podrás hacer sonar una alarma e, incluso, bloquear la pantalla con contraseña. Por último, existe la función de eliminar todos los datos personales del teléfono y restaurar los valores de fábrica. Sin embargo, todas estas opciones solo funcionan si el teléfono está encendido y tiene conexión a Internet. Otros fabricantes también incluyen apps similares. Es más, si tienes un móvil Samsung, la función integrada Find my mobile te da la posibilidad de hacer un backup de los datos antes de borrarlos e impide que el móvil pueda apagarse con la pantalla bloqueada, con lo que conseguirás un tiempo extra para encontrarlo antes de que se agote la batería.
  • Activa la opción cifrado. Si tienes un iPhone o un Android 6.0 o superior, tus datos ya están cifrados. Si no, vete a Ajustes > Seguridad > Cifrado y pon una contraseña, PIN o patrón, que deberás introducir cada vez que enciendas el móvil. El proceso de cifrado tarda aproximadamente una hora, tenlo en cuenta por la batería.
  • Haz copias de seguridad. A veces lo que más duele no es perder el teléfono, sino todo lo que hay dentro: contactos, fotos, vídeos... Haz un backup de cuando en cuando, es una práctica muy recomendable. Con los móviles Android, utiliza tu cuenta de Google para hacer el backup. Si tienes un iPhone, usa iCloud.

Después del robo o pérdida del móvil… ¡pon a salvo tus datos!

  • Intenta localizar tu móvil. Con la función GPS de la app de rescate verás en un mapa donde está. Llama a tu número, quizás alguien se lo ha encontrado y quiera devolvértelo. Dependiendo de tu app de rescate, hay otras maneras de contactar con quien tiene tu teléfono (mensajes, alarmas...).
  • Llama a tu operador para que bloquee la SIM. Así nadie gastará tu dinero. Hasta que no lo solicites a tu compañía, responderás por los consumos que pueda realizar el autor del robo, salvo que cuentes con algún seguro que lo cubra.
  • Borra todo lo importante. Utiliza la app de rescate para eliminar todo que no quieres que otros vean (emails, fotos, mensajes...), así como las contraseñas y claves de acceso que tengas guardadas en el móvil. Estas apps te permiten hacer un reset a distancia, aunque al hacerlo ya no podrán localizar ni seguir a tu teléfono. Asimismo, no olvides cambiar todas tus contraseñas.
  • Denuncia la pérdida. Vete a la comisaría más cercana a tu domicilio y denuncia la pérdida o robo, no olvides llevar el código IMEI. Ten precaución al redactar la denuncia, pues es fundamental a la hora de reclamar al seguro en caso de que el tuyo lo cubra. Comprueba tu póliza.
  • Pide a tu compañía el bloqueo del terminal. No obstante, este bloqueo es nacional. Si por un casual tu móvil acaba en el extranjero, podrán utilizarlo sin problemas. 

¿Uso fraudulento de tu móvil? La Ley te protege

Si además de tener la mala suerte de perder tu móvil, este cae en malas manos y hacen un uso fraudulento con él (por ejemplo, hacen una compra antes de que lo denuncies), te recordamos que la Ley de Servicios de Pago te protege.

Según la Ley, si tu teléfono almacena los datos de tu tarjeta o tienes instalada una app de pagos móviles, el usuario es responsable de los cargos que le hayan hecho por uso fraudulento hasta un límite de 150 euros. Este límite tenía que haberse reducido a 50 euros a partir del 13 de enero de 2018, pero el gobierno ha incumplido el plazo de trasposición de la normativa europea que lo regula, por lo que habrá que esperar a que se apruebe la nueva ley del mercado de servicios de pago para que los consumidores puedan beneficiarse de esta mejora. 

En caso de que tu entidad no quisiera hacerse cargo de las cantidades defraudadas, reclama ante el Servicio de Atención al Cliente de tu banco. Asimismo, recuerda que algunas entidades financieras ofrecen seguros asociados a las tarjetas con cobertura por uso fraudulento.


Imprimir Enviar por email