Noticia

El móvil chino que se vende con troyano incluido

18 junio 2014

18 junio 2014

El móvil Star N9500, una mala réplica del Samsung Galaxy S4 que cuesta en torno a 150 euros, se vende con un peligroso programa espía ya instalado. Este troyano envía los datos personales del usuario a un servidor anónimo que se encuentra en China.

En el mismo pack te venden el smartphone y el virus que robará toda tu información personal.

Un negocio redondo para quien esté detrás del servidor chino. Un suicidio para los usuarios del Star N9500, el móvil con troyano de serie.

El malware del que hablamos se camufla como si fuese la aplicación Google Play y funciona automáticamente en segundo plano: no notas nada pero estás enviando datos a un servidor chino que también puede instalar otras apps maliciosas.

Absolutamente todo lo que pasa por el smartphone puede acabar en China: contraseñas del banco, mensajes, llamadas... El troyano puede incluso manejar a distancia la cámara y el micro, así como bloquear las actualizaciones de seguridad de Android.

 

 

Cómo combatir al virus 

No hay solución fácil, ya que este virus forma parte del móvil. Quien tenga un Star N9500 debe:

  • 1. cambiar todas las contraseñas que pueden haber sido robadas: Google, redes sociales, email...
  • 2. ponerse en contacto con quien se lo vendió y exigir reparación o sustitución por uno nuevo, ya que este problema es un defecto de fábrica.   
  • 3. tras recibir el móvil "reparado" o nuevo, pasar un buen antivirus y comprobar si el virus sigue ahí. Si es así, puede exigir que le devuelvan todo el dinero pagado. 

Pero esto solo funciona así para quien compró en la Unión Europea (ya fuese en una tienda física o en una web hospedada en la UE).

Quien compró en China tendrá que conformarse con la garantía que ofrezca el vendedor o el fabricante.

Di no a las imitaciones

El Star N9500 es una réplica china del archiconocido Samsung Galaxy S4

Es Dual-SIM, con 4 GB de memoria interna, Android 4.2.2 y cámara de 12 megapíxeles.

Nunca fue un buen móvil, tampoco antes de descubrirse que lleva un virus integrado. Mediocre en general, sus mayores defectos se concentraban en el GPS, la cámara y su escasa resistencia a golpes y arañazos.   

Este tipo de réplicas nunca convienen al consumidor. Son productos de mala calidad que imitan la apariencia de algunos móviles de alta gama. 


Imprimir Enviar por email