Noticia

Google lo quiere todo con Pixel y Pixel XL

05 octubre 2016
Pixel

05 octubre 2016

Google acaba de presentar sus nuevos teléfonos Pixel y Pixel XL, por primera vez diseñados exclusivamente por Google, para tratar de controlar tanto el software como el hardware, igual que Apple. De hecho, son dos claras apuestas para competir con la compañía de la manzana, aunque aún no tienen fecha de llegada a Europa.

Si necesitas un móvil, compara y elige modelos de todas las marcas con nuestro

Comparador de Móviles

 

Google acaba de presentar sus nuevos dispositivos Pixel y Pixel XL, por primera vez diseñados exclusivamente por Google. El teléfono en sí ha sido fabricado por HTC, pero en el aparato no figura la marca, al contrario de lo que ocurría con la familia Nexus, diseñada por Samsung, Huawei, LG, que sí figuraban con su marca. Ahora, Google quiere controlar todo, el software y el hardware, como Apple.

El gran problema de Google en el mundo de la telefonía móvil es que la compañía mejora continuamente su sistema operativo Android, pero la última versión (7.1 o Nougat) únicamente está disponible en el 0,1% de los dispositivos del mercado. Así que Google intenta mejorar el software, pero los fabricantes no actualizan los dispositivos por razones financieras, ya que no les compensa económicamente el esfuerzo de trasladar esta actualización a los usuarios. Esta situación es un desastre en comparación con Apple. Por ello, Google necesitaba reaccionar con un teléfono 100% Google.

Además, Google quiere que los usuarios de iOS se cambien a Android, y ha creado un proceso fácil para pasar todos los datos de un iPhone a sus teléfonos, algo similar a lo que intenta Apple con su app Move to iOS, que facilita el paso de Android a iOS. Se trata de un pequeño adaptador que se conecta al antiguo iPhone y al nuevo Pixel para transferir todos los datos. Este cable, llamado Quick Switch (cambio rápido) es compatible con los iPhone a partir de iOS 8 y con los Android a partir de Android 5. Sí, Google está copiando a Apple, pero eso es una buena noticia para el usuario.

Imitando a Apple

El diseño de los nuevos dispositivos de Google, Pixel y Pixel X, es bastante convencional, similar al del iPhone, algo que estamos acostumbrados a ver últimamente. El Google Pixel tiene una pantalla de 5 pulgadas, mientras que la del Pixel XL es de 5,5. Están disponibles en versiones de 32 y 128 GB y en 3 colores diferentes, negro, azul y plata. 

La cámara de 12 megapíxeles se anuncia como la mejor del mercado. El tamaño del píxel es de 1,55μm, igual que en el Google Nexus 6P. Tras esta primeras impresión, comprobaremos la calidad en el laboratorio, pero este anuncio nos da una idea de las ambiciones de Google.

A diferencia de Apple, hay todavía un conector jack de 3,5 mm para auriculares y el dispositivo no es totalmente resistente al agua, pero sí a prueba de salpicaduras. También tiene un sensor de huellas dactilares e incluye un procesador Snapdragon quadcore 821, 4GB de RAM y un conector USB-C.

La novedad de Android 7.1 es Google Assistant, la nueva versión de Google Now, la respuesta de Google a Siri, el asistente de Apple. La ventaja de este teléfono frente a otros que puedan incluir Android 7.1 es que su software es como Google quiere que sea, sin una capa superior, como por lo general ocurre con otros fabricantes como Samsung o Huawei.

En resumen, vemos como una buena noticia que Google esté tratando de desafiar a Apple y a los demás fabricantes, ya que repercutirá en mejores prestaciones para el consumidor. Aunque el aspecto del teléfono es bastante común, es agradable y tiene buena calidad. Pero nada es realmente diferente de otros teléfonos en términos de análisis técnico.

Disponibilidad

Al igual que Apple en sus inicios, Google pretende controlar la lista de los minoristas, y no venderlo directamente por múltiples canales. Así que ésta es una verdadera prueba para Google de cómo controlar el dispositivo a nivel mundial desde el diseño hasta las ventas.

Google no quiere que errores de terceros puedan tener un impacto en los resultados. Se ha dado prioridad a Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Canadá. No hay por el momento nada claro con respecto al mercado europeo. El único país en el que se venderán seguro es Alemania.

Los precios del Google Pixel en Estados Unidos son 649 dólares en el caso del Google Pixel de 32 GB y 749 dólares si se trata del modelo de 128 GB. Por su parte, el Google Pixel XL cuesta en EE UU 769 dólares el de 32 GB y 869 dólares el de 126 GB.

Se trata de una sensible subida en el coste del terminal de Google, que ha pasado de ser asequible (gama media-alta) a ser gama alta, como los iPhone 7 o los Galaxy S7.

Esta sensible subida en el coste del terminal del Google, que ha pasado de ser asequible (gama media-alta) a ser gama alta del orden de los iPhone 7 o los Galaxy S7.

Otros gadgets de Google

Junto con los dos teléfonos inteligentes, Google también ha anunciado algunos otros productos secundarios:

  • Daydream View: Son unas gafas de realidad virtual (79 dólares), compatibles con su nueva plataforma de realidad virtual DayDream. Ya se dieron a conocer algunos juegos y es un nuevo mercado a seguir.
  • Chromecast Ultra: Es la última versión del Google Chromecast, esta vez compatible con 4k y HDR (69 dólares).
  • Google Wifi. Un router wifi que puede utilizarse para extender la cobertura dentro de casa (129 euros cada uno).
  • Google Home: Es un asistente inteligente para el hogar y cuesta 129 dólares. Se trata de un peculiar dispositivo que hace a la vez de altavoz y que escucha todo lo que sucede a su alrededor para convertirse en asistente. Pero Amazon, con su dispositivo Echo, y Apple, con la app Casa, también van en esta dirección.

Google no ha presentado, eso sí, ningún smartwatch, pese a que se rumoreaba que habría dos modelos de distinta gama, y tampoco ninguna tableta nueva. 


Imprimir Enviar por email