Noticia

Cómo ampliar la memoria en Android

10 agosto 2016
android memoria

10 agosto 2016

Android 6.0 ha cambiado la pauta para utilizar tarjetas SD. En anteriores versiones se podían desplazar algunas apps a la tarjeta de memoria externa para liberar algo de memoria interna. Ya no es posible, pero se puede usar la tarjeta micro SD externa como si fuera parte de la memoria interna.

Si vas a comprarte un móvil, accede a las características y precios de más de 170 modelos en nuestro

Comparador de Móviles

 

Desde que Android 6.0 o Android M -por su nombre de Marshmallow- llegó a los teléfonos, la pauta para usar la tarjeta SD ha cambiado.

Ahora ya no es posible pasar ninguna app a la memoria externa y, aunque Android M presume de poder utilizar la tarjeta SD como memoria interna, no siempre es posible y cuando sí se puede no siempre funciona bien.

Micro SD como memoria interna

En las anteriores versiones de Android 6.0 se podían desplazar ciertas aplicaciones a la tarjeta de memoria externa, y así se conseguía liberar algo de la memoria interna del teléfono. Aunque cada vez eran menos las aplicaciones que permitían ser movidas, pero las más simples, por ejemplo las que no requerían de permisos de cuentas o contactos del teléfono, sí podían cambiarse de ubicación.

Se hacía desde: Ajustes > Aplicaciones> [nombre app]> Mover a la tarjeta SD.

En Android 6.0 ya no se puede. Lo que sí es posible es utilizar la tarjeta micro SD externa como si fuera parte de la memoria interna. Parece una buena noticia, ya que muchos podrían pensar en comprar un teléfono con sólo 16 GB y además una tarjeta SD externa a menor precio para aumentar la memoria.

El proceso no es complicado: Ajustes > Memoria > Tarjeta SD externa > Formatear como memoria interna.

Precauciones

Antes de formatear la tarjeta SD como memoria interna se deben tomar precauciones, pues formatearla como memoria interna tiene algunas consecuencias:

  • Implica borrar los archivos que había en ella previamente, así que deben copiarse todas las fotos antes de hacerlo.
  • Si antes había apps instaladas en esa memoria, habrá que volver a instalarlas en el teléfono más tarde.

Tras este proceso, esa tarjeta pasará a tener un formato especial que sólo podrá leer el teléfono en el que está insertada. Esto implica que, aunque se conecte ese teléfono al ordenador, no se podrán ver los archivos guardados en ella. Tampoco se verán si se cambia de teléfono y se introduce la tarjeta SD en él.

No todas las tarjetas SD funcionan igual de bien: una tarjeta micro SD lenta puede ralentizar el funcionamiento del teléfono. Por ello, casi todos los fabricantes recomiendan usar una tarjeta High Speed Class 3, identificable por su número 3 metido dentro de una U.

No todos los teléfonos son compatibles con todas las tarjetas. Algunos son compatibles con las tarjetas SDHC de hasta 32 GB y otros con las SDXC de hasta 2 TB.

Se deben conocer bien las especificaciones del smartphone y la capacidad máxima de la ranura para tarjeta microSD.

Muchos usuarios que ya han realizado este cambio se quejan de que en ocasiones el teléfono “desmonta” la tarjeta inutilizando las apps que estaban instaladas en ella.

Algunos fabricantes deshabilitan esta opción: HTC no nos ha permitido hacerlo en un HTC One A9, LG lo restringe para los modelos de más de 8 GB y Samsung no permitirá hacerlo en su Galaxy S7.

Por otra parte, los fabricantes no te dicen la memoria real de tu móvil, pero tú puedes comprobarla. Que no te toquen los gigas.

Comprueba la memoria de tu móvil


Imprimir Enviar por email