Guía de compra

Cómo elegir la mejor tableta para ti

Gía de compra de tabletas

No existe la tableta perfecta, sino aquella que mejor se ajusta a tus necesidades y presupuesto. Si estás pensando en comprarte una, nuestra guía de compra te orientará para conocer qué factores debes tener en cuenta para no equivocarte en tu elección.

Guía de compra

Durante el año pasado se vendieron en España 1,34 millones de tabletas, un 2 % más que el año anterior. Este ligero ascenso después de años de caída libre puede estar propiciado por el confinamiento de 2020, ques las ha convertido en unos dispositvos útiles para videollamadas a familiares y amigos, para que los niños sigan las clases online o, simplemente, para el entretenimiento.

Si en estos momentos necesitas un dispositivo extra en casa, la tableta se alza como la opción más adecuada: es el punto medio entre adquirir un ordenador (tendrías que desembolsar, al menos, 800 euros para hacerte con uno de calidad aceptable) o dejarle el móvil a tu hijo (arriesgándote a que, sin querer, te borren algún correo importante o, incluso, se le caiga y se rompa).

 

En qué fijarse al elegir una tableta

Y si ya has decido lanzarte a la busca y captura de la tablet que mejor se ajusta a tus necesidades, te damos las principales claves que debes tener en cuenta para comprar el modelo que realmente necesitas, sin gastar de más. Y si ya lo tienes claro, visita nuestro comparador de modelos y precios

Comparador de tabletas

Si quieres un resumen rápido, estos son los mejores modelos de nuestro análisis y éstas las compras maestras por relación calidad/precio

Pero también pasamos revista, en detalle, a las principales cuestiones que se deben valorar antes de elegir la mejor tableta.

1. Marca y sistema operativo 

El sistema operativo resulta vital a la hora de utilizar una tableta, puesto que de él dependerán las aplicaciones que puedas instalar, ya que la tienda de aplicaciones es única y específica de cada sistema operativo. En el mercado de las tabletas además encontramos bastantes alternativas.

iPadOS

Es el sistema operativo de Apple optimizado para sus tabletas y, por tanto, solo disponible en sus iPads. Los iPads más básicos cuestan desde 350 euros, pero los iPad Pro con teclado pueden costar más de 1.600 euros.

Windows 10

Es el sistema operativo incluido en los modelos de Microsoft. La compañía irrumpió en este mercado para cubrir el nicho de mercado de las tabletas profesionales para aquellos que seguían necesitando tener en su tableta el mismo sistema operativo que tienen en su ordenador. Pero ten en cuenta que este sistema operativo no le permite reemplazar un ordenador portátil completo por algunos problemas de compatibilidad con ciertos programas. Las tabletas Surface se pueden encontrar desde 600 euros para su modelo más básico, las Surface Go, pero que también pueden alcanzar los 2.600 euros en el caso de los modelos Pro con teclado.

Android

El mercado de tabletas Android ya no es tan variado como hace unos años. . Por un lado, encontramos las Lenovo Tab o Yoga Smart (cuya característica principal es que  su pantalla se abre completamente hasta doblarse detrás del teclado) con precios que van desde los 100 hasta los 700 euros. Por otro lado tenemos las Galaxy Tab, de Samsung, quien sí ofrece una variedad absoluta de calidad y precios, con modelos básicos  de  unos 150 euros y hasta los 1.000 euros.

Huawei

Las tabletas Huawei, que aunque sobre el papel también tengan el sistema operativo Android, en la práctica no cuentan con los servicios de Google. Los servicios de Google ayudan a integrar funciones como la ubicación, las notificaciones o el inicio de sesión en otras aplicaciones. Además, incluyen aplicaciones propias de Google, como Gmail, Google Maps o Youtube. Aunque la mayor limitación  es no contar con la tienda de aplicaciones Google Play Store. Los modelos nuevos de Huawei tienen la AppGallery, una tienda de apliaciones propia de Huawei, pero no todas las aplicaciones están presentes.

Amazon Fire

Estas tabletas tienen el sistema operativo Fire OS, que es una versión especial de Android pero de forma personalizada por Amazon, para poder así facilitar la compra y uso de sus productos. La tienda de aplicaciones también es la propia de Amazon, con una disponibilidad de apps más limitada que el Google Play Store. Su precio es muy reducido, todas ellas de menos de 130 euros.

2. La pantalla

Es el corazón de una tableta  y, por tanto, es esencial seleccionarla cuidadosamente antes de realizar una compra. Debes fijarte en una serie de aspectos de ella. Te lo contamos a continuación.

El tamaño

Lo primero que debes plantearte son las dimensiones que necesitas, que deben adecuarse al uso que le des. En nuestro comparador encontrarás más de 130 modelos distintos, agrupados en tres formatos (mini, clásico y profesional) para que elija.

tamaños de la pantalla

  • Tabletas mini: Se trata de dispositivos de tan solo 8 pulgadas de diagonal de pantalla, un formato que va perdiendo adeptos debido a que los smartphones van ganando dimensiones. Este tipo de tablets son ideales si tienes un presupuesto limitado o bien lo que buscas es la máxima portabilidad. Son más livianas y manejables, caben en un bolso pequeño o en el bolsillo de una chaqueta, son cómodas para navegar por la red entre páginas web o leer libros electrónicos e incluso para juegos. La pantalla más pequeña, por otro lado, puede ser una limitación para ver una película o leer cómics o revistas digitales. Encontrará algunos modelos de iPad mini y muchas tabletas de Amazon (las Amazon Fire).
  • Tabletas clásicas: Son dispositivos con un tamaño de pantalla que ronda las 10 pulgadas. Son perfectas para leer revistas digitales, navegar por la web, crear contenido y disfrutar de una buena película. Se trata de un buen compromiso entre tamaño y peso. Aquí se encuentran casi la mayoría de los modelos del mercado y donde, además, Apple copa prácticamente la mitad de la oferta. Hay una gran variedad de modelos con precios que varían desde los 100 euros hasta los 1000. A mayor precio generalmente incorporan mayor equipamiento e incluso, tendrán mejor pantalla y mayor rendimiento. Algunos modelos más orientados al diseño incluirán un lápiz para dibujar o tomar notas directamente en la tablet.
  • Tabletas grandes: Son tabletas con un tamaño de pantalla de más de 12 pulgadas y son las más adecuadas para trabajar. Aunque recuerde que una tableta generalmente sigue siendo un dispositivo secundario y que probablemente no pueda hacer en ella todo lo que hace con su ordenador.

La resolución y densidad

Otros aspectos importantes en una tableta son la resolución y densidad de la pantalla. Estos dos parámetros sirven para saber lo nítidos que pueden ser los contenidos que se muestran en la pantalla de la tableta.

  • Resolución. Es el número de píxeles que tiene la pantalla, y por tanto depende del tamaño de la tableta. Un modelo pequeño no requiere una resolución tan alta como un modelo grande para ofrecer la misma nitidez. No obstante, una buena pantalla casi siempre tendrá al menos resolución full HD (1.080 x 1.920 píxeles) o resolución 4K (4.096 x 2.160 píxeles). A igual tamaño de pantalla, cuanta más resolución, más píxeles y por tanto mayor nitidez. 
  • Densidad. Se expresa en ppp (píxeles por pulgada) y representa el número de píxeles que tiene la pantalla en una pulgada. Este parámetro es independiente del tamaño de la pantalla y es comparable entre unos modelos y otros: a mayor densidad de píxeles, mayor nitidez tendrán los contenidos. 

La tecnología del panel

También debes considerar la tecnología de construcción del panel, fundamental tanto para el rendimiento de la pantalla como para su peso. Las pantallas de las tabletas generalmente están equipadas con dos tipos de paneles: IPS LCD y AMOLED (o Super AMOLED).

  • Pantalla LCD IPS ( Liquid Crystal Display o pantalla de cristal líquido IPS). Este tipo de pantalla, muy extendido también entre los monitores, está compuesta por una matriz de cristales líquidos retroiluminados, que se ven bastante bien bajo la luz del sol y la reproducción del color es muy fiel a los tonos naturales. También ofrecen un amplio ángulo de visión pero consumen significativamente más energíay están compuestas por paneles más gruesos que las pantallas con tecnología AMOLED.

  • AMOLED (Active Matrix Organic Light Emitting Diode o matriz activa de diodos orgánicos emisores de luz). Este tipo de pantallas, al estar compuesto por diodos que emiten luz propia, no necesitan retroiluminación. La gran ventaja es su consumo de energía, significativamente más bajo que las pantallas LCD Además, los paneles son muy delgados y esto afecta positivamente tanto la duración de la batería como el peso total de la tableta. Los colores son más profundos pero menos fieles a los tonos naturales que las LCD IPS, y la visibilidad también es menor a la luz solar directa.  Con las pantallas Super AMOLED el consumo de energía es, incluso, más bajo que las pantallas AMOLED y el ángulo de visión sorprendentemente amplio.

3. Conectividad: ¿con tarjeta SIM o wifi?

Algunos modelos están disponibles con posibilidad de conexión a internet mediante una tarjeta SIM. Normalmente los verás porque en el nombre del modelo se añaden las siglas “LTE” (de conexión 4G) o la palabra “cellular (como las denomina Apple).

tarjeta sim

Todas las tabletas tienen conexión wifi, pero si encuentras un modelo en cuyo nombre aparece la palabra “wifi” significará que no cuenta con conexión a Internet mediante SIM, sino solo  a través de conexión a una red wifi. Piensa dónde vas a usar más la tableta: en lugares donde comúnmente haya wifi (tu casa, el trabajo, etc.) o  bien la usarás más en tránsito y por tanto necesitarás una conexión propia de datos.

  • Si adquieres una tableta con conexión LTE o cellular, necesitarás introducir una SIM que tenga asociada una tarifa de datos para poder conectarte a Internet. Estas tabletas además suelen ser unos 100 euros más caras que sus homólogas de solo con wifi.
  • Si solo vas a usar la tableta fuera de casa o del trabajo en momentos puntuales, puedes descargar offline el contenido que vayas a consumir o bien conectar la tableta a la red del móvil para disponer de internet en esas ocasiones. El inconveniente de esta operación es el mayor consumo de datos de tu tarifa del móvil y la rapidez con la que se descargará la batería de tu smartphone.

4. Otras características útiles 

  • Capacidad de almacenamiento. Por lo general, en una tableta no se almacenan tantos datos como en un móvil, ya que no se suele usar para hacer fotos ni se tienen instaladas apps de mensajería como Whatsapp a través de la cual recibimos la mayoría de los ficheros. No obstante, si la vas a usar para trabajar, por ejemplo, entonces necesitarás mucho más almacenamiento. Como recomendación general, diremos que conviene que, como mínimo, tenga 32 GB de memoria interna, pero las encontrarás de hasta 512 GB.
  • Ranura SD. Algunas tabletas disponen de una ranura para introducir una tarjeta de memoria externa Micro SD, útil para guardar en ella contenido multimedia (fotos, música, vídeos…) sin llenar la memoria principal de la tableta.
  • Cámara de fotos. Dependiendo del modelo, las tabletas generalmente hacen fotos aceptables, pero de menor calidad que los smartphones. La ventaja, sin embargo, es que las fotos se muestran inmediatamente en la pantalla grande. La mayoría de los modelos tienen una segunda cámara en la parte frontal del dispositivo, sin flash y con resolución más baja, pero es útil para selfies y videollamadas. Aunque todavía hay muchos modelos sin flash tampoco en la cámara trasera.

Los años pasan factura rápido a este tipo de dispositivos electrónicos. Por lo tanto, cuanto mejores sean las características técnicas de la tableta hoy, más tiempo podremos alargar su vida útil.

5. El precio

En función del presupuesto con el que cuentes, tienes tres gamas de tabletas donde elegir:

  • Gama baja (de menos de 150 euros), prácticamente solo encontrarás tabletas de tamaño mini y una selección muy pequeña de modelos, principalmente las Amazon Fire. 
  • Gama media (entre 150 y 500 euros), con modelos que tienen un buen compromiso entre calidad y precio. 
  • Gama alta (por encima de 500 euros), donde se encuentran los modelos más populares y conocidos de la mayoría de fabricantes y lo que sin duda necesitarás desembolsar si quieres una tableta para trabajar. 

La mejor tablet para cada uso (y cada usuario)

Por último sobra decir que, no todas las tabletas son buenas para todo tipo de personas. Es importante entender tus necesidades y el presupuesto del que dispones para poder aprovechar todo lo que necesitas sin gastar demasiado en características particulares que nunca explotarás. Por lo tanto, lo primero que debes preguntarte es ¿quién o para qué la vas a usar? 

Tabletas para niños

tableta niños

Es recomendable limitar el uso de pantallas en niños (pequeños) y no convertirlas en herramientas de uso como pasatiempo diario. Dentro de estos límites, una tableta les permite ver dibujos o jugar algunos juegos. Existen tablets específicas pensadas para los más pequeños, pero son productos particulares con un mercado reducido. Antiguamente se optaba por tabletas de marcas baratas pero actualmente ha bajado tanto el precio de algunos modelos de las marcas de prestigio que los consumidores perciben que no les compensa la escasa diferencia de precio.

  • Nuestra recomendación. Una tableta mini de unas 8 pulgadas que además son las más económicas (las encontrarás por menos de 100 euros). Si es posible, crea una cuenta infantil para limitar los contenidos a los que tiene acceso. Y no olvides hacerte con una funda resistente y un protector de cristal para la pantalla; de lo contrario, es muy probable que el dispositivo no dure mucho. 

Tabletas para adolescentes

A los niños más mayores, una tablet les permite seguir las clases online y explorar nuevas herramientas y contenidos. Es un dispositivo para navegar y hacer videollamadas. En caso de que se vaya a hacer un uso intensivo de la cámara (redes sociales) deberás fijarte en su calidad. 

  • Nuestra recomendación. Una tableta de gama media es perfecta para este uso familiar: de un tamaño clásico de 10 pulgadas, con una simple conexión wifi a la red doméstica y con no mucha memoria de almacenamiento (con 32 GB sería suficiente, salvo que vaya a utilizarse para grabar vídeos, en cuyo caso recomendamos al menos 128 GB). En función de la marca y de su equipamiento encontrarás modelos desde 150 euros y hasta los 500 euros con estas características. 

Para dibujar y edición de fotografías

Tableta para diseño y dibujos

La creatividad y el diseño están de moda, y los fabricantes lo saben. Por eso, cada vez hay más modelos que incluyen un lápiz para dibujar o tomar notas directamente en la tablet, lo que se refleja en el precio. Este lápiz también se puede adquirir por separado aunque su precio no es nada despreciable. El S Pen de Samsung cuesta unos 60 euros, el Apple pencil más de 100 euros y el lápìz para Surface ronda los 100 euros. Este perfil de usuario deberá valorar si necesita una tablet con ranura para tarjeta SD  o si por el contrario prefiere una que cuente con mucha capacidad de almacenamiento. 

  • Nuestra recomendación. En este caso es imprescindible que la tableta que elijas tenga una pantalla grande (10 pulgadas o más) y de buena calidad y con suficiente memoria (al menos 128 GB). Te recomendamos buscar un lápiz óptico compatible con esa tableta.  

Para uso profesional o para estudiantes

Tableta pro

Para los profesionales que quieren viajar sin mucho equipaje pero poder seguir trabajando o para los estudiantes que quieren tomar notas en clase, un teclado físico es esencial para escribir documentos y correos electrónicos cómodamente. Estos teclados de quita y pon se pueden comprar a parte por un precio nada despreciable de, al menos, 130 €. En ambos casos será útil una tableta con una gran pantalla de 12 o 13 pulgadas y normalmente un lápiz de escritura mejora la facilidad de uso. La conexión wifi puede ser suficiente para conectarse en el hogar, en la oficina o en la escuela, pero si crees que vas a tener que trabajar/estudiar en lugares sin wifi, quizás te convenga una versión con 4G. Para este perfil de usuario, a menos que trabajes todo el rato en la nube, es imprescindible contar con una buena capacidad de almacenamiento, de al menos, 256 GB. Por último sería conveniente que la tablet tuviera una autonomía que le permitiera una jornada completa de trabajo, sino tendrá que estar enchufada a la corriente la mayor parte del tiempo. 

  • Nuestra recomendaciónSería un iPad Pro o una Microsoft Surface Pro con una funda con teclado en ambos casos. Los iPad Pro cuestan entre 800 y 2500 € en función de la versión, de la conexión celular o solo wifi y de la capacidad de almacenamiento (desde 128 GB hasta 2 TB). Las Microsoft Surface Pro cuestan entre 800 y 2600 euros en función del modelo, la RAM (desde 4GB hasta 16GB) y la capacidad de almacenamiento (desde 128GB hasta 1TB). 

Busca tu tableta, compara y ahorra

Si ya te has decidido a comprar una tableta, te recomendamos que no lo hagas a ciegas y antes visites nuestro comparado y busques la mejor tableta para ti. Una vez que la tengas, te decimos cuáles son las tiendas más baratas donde comprarla. ¡Aprovecha la ocasión de ahorrar!

Comparador de tabletas

Preguntas frecuentes sobre tabletas 

¿Tablet o ereader?

La tablet se puede utilizar perfectamente como lector de libros electrónicos. Pero si leer es tu objetivo principal y estás buscando un dispositivo electrónico que satisfaga esta pasión, es mejor que te centres en un lector de libros electrónicos dedicado. De hecho, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta: la duración de la batería de una tableta se mide en horas, la de un eReader dura semanas. La pantalla de una tableta sigue siendo una pantalla de PC, con sus pros y sus contras: al aire libre, con luz solar intensa, es prácticamente ilegible, mientras que la pantalla de un ereader es como el papel.

¿Cómo compartir el internet del móvil con la tableta?

Si no dispones de una red wifi puedes compartir la conexión de su móvil para conectarte a internet.

  1. Activa la zona wifi de tu teléfono.
  2. Configura el nombre y la contraseña de la red que crearás desde tu móvil.
  3. Conecta la tableta o portátil a la red que has creado con tu móvil. También puedes conectar otro teléfono móvil a la red wifi creada con tu teléfono.

Has de saber que esta operación puede consumir muchos datos de tu tarifa móvil sobre todo si el sistema operativo o determinadas apps tienen que actualizarsey que a su vez consume mucha batería del teléfono móvil.

¿Cómo conectar la tableta a la TV?

Con las televisiones más modernas es posible duplicar el contenido de nuestra tablet de forma sencilla. Ambos dispositivos deberán estar conectados a la misma red (via cable o via wifi):

  • Android: Despliega los ajustes rápidos deslizando el dedo desde la parte superior de la pantalla y pulsa en el icono “enviar pantalla”. Te saldrá un listado de dispositivos compatibles entre los que aparecerá tu TV.

  • iPad: Accede al centro de control y pulsa en “duplicar pantalla”. De igual modo aparecerá un listado con los dispositivos compatibles y deberás seleccionar el modelo de tu televisión.

  • Windows: Despliega el centro de actividades deslizando el dedo desde el borde derecho de la pantalla y pulsa en “conectar”. También aparecerá un listado con los dispositivos compatibles y deberás seleccionar el modelo de tu televisión.

Si esto no funciona prueba a instalar la app específica del fabricante del televisor (Samsung SmartThings o LG TV cast).

Y si tampoco tampoco funciona, puede que tu TV sea muy antigua y no sea compatible con los sistemas más modernos de transmisión, (Gooogle cast, Airplay, Miracast…), en ese caso siempre puedes adquirir un reproductor multimedia tipo Chromecast. Son pequeños dispositivos que se conectan al puerto HDMI de la TV y que permiten enviar el contenido desde tu dispositivo de la misma manera que en el apartado anterior.

¿Cómo resetear la tableta?

Si acabas de heredar una tableta o si quieres venderla o regalarla, lo mejor será que la resetees primero, así conseguirás que esté como nuevo, borrando de paso cualquier dato que estuviera almacenado. A este proceso también se lo conoce como formatear o restablecer ajustes de fábrica. La ruta de acceso para resetear la tablet varía según el sistema operativo e, incluso, del según el modelo de tableta. Aun así, los pasos más habituales suelen ser estos:

  • Android: Ajustes > ajustes de privacidad y seguridad > copia de seguridad o restauración > restablecer valores de fábrica > restablecer

  • iOS: Ajustes > General > Restablecer

No olvides hacer una copia de seguridad (en la nube o en un ordenador) antes de resetear tu tableta ya que supone un borrado completo de tus datos.