Noticia

El prepago en los móviles vuelve a estar de moda

20 mayo 2015

20 mayo 2015

Casi nos habíamos olvidado de ellas y lo poco que recordábamos es que eran más bien caras y solo para chavales. Pero la oferta se está ampliando y ahora las tarifas de prepago son las más baratas del mercado si no hablas/navegas demasiado. 

Recargar antes de usar. Para llamar necesitabas tener saldo en la tarjeta. En el 2007 esto era algo normal, pero ocho años después en España hay 6 millones menos de líneas móviles con prepago (y 10 millones más de líneas de contrato). 

El prepago fue retirándose y quedó solo para que los padres controlasen el gasto de sus hijos adolescentes o para líneas con un consumo muy bajo. Pero la fórmula aún existe y está ganando peso gracias a tarifas muy agresivas.

Nuestro Comparador de Tarifas incluye a 6 operadores que trabajan únicamente en prepago (Suop, Lyca Mobile, Lebara, Jazzcard y Hits Mobile), pero hay otros que también ofrecen esta opción igualando sus tarifas en la modalidad de contrato y de prepago como Simyo, Tuenti y Masmóvil. 

Lo bueno del prepago

  • Barato para consumos medios y bajos: como el cliente paga por adelantado, el operador no corre riesgos y puede atreverse con precios más bajos que en líneas de contrato. Si por ejemplo eres de los que hablan unos 75 minutos al mes y solo necesitas 500 MB de Internet, el prepago es lo tuyo.  
  • Recarga automática: ya no hace falta ir hasta el banco, tienda o supermercado para recargar el móvil. Ahora todas las compañías (excepto Jazzcard) permiten vincular tu cuenta o tarjeta y automatizar la recarga (en la fecha que decidas -o cuando el saldo baje de una cantidad- y por el importe que decidas). 
  • Tarifas especializadas: llevan tiempo haciéndose fuertes entre los inmigrantes (tarifas con llamadas internacionales) pero con la inclusión de bonos de voz y de Internet han conseguido abarcar un espectro mucho más amplio de usuarios. 

En contra

  • Puedes echar en falta algunos servicios: revisa a fondo las condiciones que te ofrecen, especialmente si te vas con una compañía pequeña. Por ejemplo: Jazzcard no tiene roaming, lo que supone quedarte sin móvil si viajas al extranjero, y Lyca Mobile no ofrece tethering
  • Algunas compañías cambián las tarifas a menudo: por lo que debes estar atento a los avisos que mandan por SMS.
  • La tarjeta prepago caduca: y cuando eso pasa, el dinero que había dentro desaparece. Cada compañía tiene sus reglas y te conviene aprendértelas. Pueden exigir que hagas al menos una recarga cada 6 meses, que cada 2 meses hagas un número mínimo de llamadas, etc. 

Cómo saber si te conviene

  • Usando nuestro Comparador de Tarifas, que te permite filtrar los resultados para seleccionar o descartar las tarifas que incluyen esta forma de pago.

Imprimir Enviar por email