Noticia

Robos de identidad en Google y Facebook

03 abril 2014

03 abril 2014

La mitad de tu vida está online. Facebook y Google compiten para convertirse en el almacén de tus mensajes, agenda, fotos, datos bancarios... Te explicamos cómo garantizar que todo esto siga en tus manos y no en las de los ciberpiratas.

Google y Facebook tienen aires de grandeza y quieren abarcarlo todo. Convertirse en tu Internet, el lugar donde está lo que te importa (datos, redes sociales, mensajería, fotos...).

Ambos cuentan con mecanismos de seguridad para saber que eres tú quien está entrando en tu cuenta (sobre todo cuando te conectas desde sitios poco habituales).   

Pero eso no basta. Esta es la seguridad extra que necesitas:

Más seguro en Google

Si tu vida está en Google, activa la verificación de identidad en 2 pasos. Se hace aquí y funciona así:

  • 1. Te piden login y password
  • 2. Si entras desde un dispositivo nuevo te piden un código que te llegará al móvil

Aunque te roben las claves mediante phishing no podrán entrar porque no tendrán el código adicional.

El único inconveniente es ir recibiendo y tecleando cada código cuando entres desde un dispositivo nuevo. Lo primero será hacerlo con tus dispositivos habituales (casa, trabajo, móvil, tablet...).

Si no activas esta seguridad extra, te la estás jugando: Google no tiene ninguna vía sencilla para denunciar un robo de identidad y recuperar así tu cuenta. 

Más seguro en Facebook

Al igual que en Google, debes activar una verificación. Se hace yendo a Configuración y después seleccionando Seguridad.

 

Lo bueno de Facebook es que, a diferencia de Google, ofrece una manera de denunciar que te han robado la cuenta. 

Debe hacerlo alguno de los amigos a los que hayas identificado como "Contactos de confianza". Se hace también en Configuración y después Seguridad.

 

 

3 mandamientos esenciales

  • 1. No pincharás en los links de emails sospechosos: la mayoría del phishing llega por correo electrónico. Si quieres ir a una página, teclea su dirección oficial en la barra de tu navegador.
  • 2. No navegarás a ciegas: vigila la barra de tu navegador para comprobar que sigue apareciendo la URL correcta de Google o Facebook (las páginas de los delincuentes se parecen mucho a las reales, pero la URL cambia ligeramente).  
  • 3. No pasarás de todo: tienes que actualizar periódicamente tu navegador web e instalar un buen antivirus.

Imprimir Enviar por email