Noticia

¿Qué resistencia al agua tiene tu móvil? Depende de su nivel de protección IP

21 junio 2017
Protección IP móvil agua

21 junio 2017

Se acerca el verano y aumentan las horas que pasamos cerca de grandes cantidades de agua.  Cada vez más los fabricantes incluyen el concepto de “móvil resistente al agua o al polvo”, aunque sin especificar que existen distintos grados de resistencia. Te contamos los niveles de protección IP y con qué cosas debes tener cuidado.

Comparador de teléfonos móviles

La protección de la envolvente de los móviles (al igual que la de cualquier otro dispositivo electrónico) se mide por el código IP, que se encuentra recogido en la norma UNE 20324, que es equivalente a la norma europea EN 60529. El código se representa por "IP" seguido de dos dígitos (Por ejemplo, IP67). El primero de los dígitos se refiere al nivel de protección contra el ingreso de objetos sólidos. Por otra lado, el segundo dígito indica el nivel de protección contra el ingreso de agua.

Niveles de protección contra sólidos

Existen hasta 6 niveles:

  • Nivel 0: No existe protección.
  • Nivel 1: Evita la entrada de partículas de hasta 50 mm de diámetro.
  • Nivel 2: Protege contra elementos de 12,5 mm de diámetro.
  • Nivel 3: Partículas de 2,5 mm no pueden entrar.
  • Nivel 4: No entran partículas de 1 mm de diámetro.
  • Nivel 5: Aunque la entrada de polvo no puede evitarse, se garantiza que el polvo que entre no interfiere con el correcto funcionamiento del dispositivo.
  • Nivel 6: El polvo no entra bajo ninguna circunstancia.

Niveles de protección contra el agua

Existen hasta 8 niveles distintos:

  • Nivel 0: No existe protección.
  • Nivel 1: Protección contra goteo. No debe entrar el agua cuando se la deja caer, desde 200 mm de altura respecto del equipo, durante 10 minutos.
  • Nivel 2. Protección contra goteo. No debe entrar el agua cuando se la deja caer, durante 10 minutos realizando la prueba situando el móvil en distintas posiciones.
  • Nivel 3: No debe entrar el agua nebulizada durante un tiempo superior a 5 minutos.
  • Nivel 4: No debe entrar el agua arrojada desde cualquier ángulo a un promedio de 10 litros por minuto y a una presión de 80-100 kN/m² durante un tiempo que no sea menor a 5 minutos.
  • Nivel 5: No debe entrar el agua arrojada a chorro (desde cualquier ángulo) durante al menos 3 minutos y a una distancia superior a 3 metros.
  • Nivel 6: Igual que el nivel anterior, pero con chorros de agua de mayor potencia.
  • Nivel 7: El objeto debe soportar sin filtración alguna la inmersión completa a 1 metro durante 30 minutos.
  • Nivel 8: Debe soportar la inmersión completa y continua a la profundidad y durante el tiempo que especifique el fabricante del producto, siempre que resulten condiciones más severas que las especificadas para el valor 7.

Ten cuidado con…

  • Comprueba la protección de tu móvil. Lo más importante a la hora de utilizar tu dispositivo cerca del agua es que tengas muy claro qué tipo de protección tiene y las condiciones para las cuales está protegido.
  • Analiza la garantía del dispositivo. También tienes que tener en cuenta la garantía del móvil. Todos los móviles cuentan con detectores de humedad, de manera que los fabricantes pueden saber fácilmente si ha entrado agua en el dispositivo o no, y las garantías normalmente excluyen los daños producidos por líquidos, aunque el móvil tenga protección IP67. Es el caso, por ejemplo, de la garantía de los Iphone. Esto se debe principalmente a que es difícil demostrar que el teléfono ha sufrido las condiciones garantizadas y no otras parecidas (Que haya estado más tiempo, o a mayor profundidad, etc.).
  • La norma habla de agua, ojo con otros líquidos. La protección se refiere a la entrada y a los daños producidos por agua dulce. En el caso del agua del mar, o de otro tipo de líquidos, como, por ejemplo, refrescos u otras bebidas, pueden tener otros efectos nocivos sobre el teléfono, al tener sal o azúcar en su composición.
  • Otros riesgos asociados. Aunque el terminal esté protegido contra el agua, existen otros riesgos al utilizarlo cerca de este líquido: que se resbale y se dé un golpe, que se caiga al mar y no seas capaz de encontrarlo, que lo dejes descuidado en el borde de la piscina y alguien lo pise, o lo empuje sin querer al agua, etc.

Aunque resulte muy atractivo el poder utilizar nuestros móviles en entornos acuáticos o incluso utilizarlos debajo del agua, queremos advertir de la grave consecuencia que puede traer el hacer un uso inadecuado o de sobrevalorar la protección: perder o inutilizar nuestro teléfono sin posibilidad de recuperarlo. En el caso de que se te haya mojado el móvil, sigue nuestros consejos para intentar minimizar las consecuencias:

5 consejos para secar tu móvil

 


Imprimir Enviar por email