Noticia

Cómo conectarse a Internet en cualquier lugar

08 febrero 2012

08 febrero 2012

Internet móvil surgió de la necesidad de conectarse a la red desde cualquier sitio. El Internet móvil utiliza las redes de telefonía y para conectarnos a ellas necesitamos dispositivos especiales. Al módem USB se le suman otras posibilidades, como el módem WiFi (conocido como módem MiFi), que permite conectar a la vez varios dispositivos, o la opción de usar el smartphone como módem.

Siempre on line

¿Eres de los que necesitan estar siempre conectado a Internet? Ya no es necesario estar en casa, en la oficina o en un cibercafé para tener acceso a la red: las redes de Internet móvil son una realidad. Las nuevas redes 3G y las diferentes tecnologías asociadas a ellas han hecho que, en determinados casos, las conexiones a través de las redes móviles pueden convertirse incluso en una alternativa a la banda ancha a través del par de cobre o la fibra óptica.

En general quien quiere conectarse a la red desde cualquier parte puede: 

  • Usar el acceso a Internet desde el teléfono móvil. Estos usuarios hacen un uso limitado del acceso a Internet en cuanto a volumen de información transmitida (descargas), sin embargo son frecuentes las conexiones. Su uso está creciendo de forma importante y en ello ha tenido mucho que ver la generalización de los smartphones .
  • Conectarse a Internet desde cualquier sitio con un ordenador, de sobremesa, portátil, netbook... En estos casos es necesario contar con un módem especial al que, al acoplarle la SIM (la tarjeta del teléfono) nos facilita la conexión a Internet a través de las redes móviles. Se puede usar como Módem alguno de los dispositivos USB específicos, pero también un teléfono móvil puede cumplir esta función como Módem.

¿Te interesa ver cómo funcionan las distintas opciones?

Módem USB

Módem USB

El módem USB nos permite conectarnos a Internet desde el ordenador independientemente del lugar en el que nos encontremos, siempre y cuando tengamos cobertura móvil.

¿Cómo funciona? Metemos una tarjeta SIM que tenga asociada una tarifa de datos en el modem y lo conectamos al ordenador a través del puerto USB. Generalmente estos dispositivos son autoinstalables y muy fáciles de usar. La velocidad de conexión dependerá del tipo de cobertura disponible en ese momento y en ese lugar.

Quiero un módem USB ¿qué hago? En cualquier proveedor de Internet: no es necesario que sea el mismo con el que tiene contratado el Internet ADSL de su casa ni con el que tiene contratado la tarifa del móvil. Generalmente llevan asociadas tarifas planas de datos (aunque en otros casos pueden ser tarjetas prepago o pago por consumo de datos). Muchos proveedores se lo ofrecerán de forma gratuita a cambio de un contrato de permanencia.

Usar el móvil 3G como módem

Modem Wifi

Hasta ahora, si queríamos tener Internet allí donde fuéramos (de vacaciones, a un viaje de trabajo, etc) era necesario tener un modem USB, que tenía el inconveniente de que sólo se podía conectar a un dispositivo cada vez.

Con un modem Wifi podrás hacer lo mismo pero conectar a Internet varios dispositivos: además del ordenador, un iPad, el móvil u otros ordenadores. A cambio sólo es un poquito más grande que un modem USB normal.

¿Cómo funciona? Al igual que el modem USB, se introduce una tarjeta SIM (con una tarifa de datos contratada con algún proveedor) que se conecta a las redes 3G. La ventaja de este dispositivo es que crea una red wifi protegida que permite la conexión de otros dispositivos (generalmente hasta un máximo de 5). Una vez instalado, para conectar otros dispositivos a esa red Wifi, solo habrá que buscarla en las redes disponibles e introducir la clave de red. Cuando se acabe la batería, siempre puede conectarlo al ordenador mediante el cable USB para cargarlo.

Quiero un módem WiFi ¿qué hago? Conseguir un módem WiFi no es tan sencillo. Algunas operadoras lo venden por aproximadamente 20 euros a cambio de una nueva línea de datos con una determinada tarifa mensual y posiblemente con un contrato de permanencia.

Si ya tienes una de estas tarjetas SIM con tarifa de datos (porque ya tenías un módem USB) puedes comprar el wifi módem en tiendas de electrónica, aunque no es tan fácil de encontrar y cuesta entre 150 y 200 euros.

Módem USB

Usar el móvil 3G como módem

Y teniendo contratada una tarifa de datos en el móvil… ¿no podría utilizarla para conectarme a Internet desde el ordenador? Pues en algunos casos esto es posible.

¿Cómo funciona? En este supuesto el móvil funciona como un módem: hay que conectarlo al ordenador y usar el Internet 3G al que él accede.

Para realizar esa conexión al ordenador en principio es preciso que el smartphone tenga posibilidad de “Tethering” o “anclaje USB”.  Pero no siempre sería indispensable: los móviles más modernos permiten que funcione como un enrutador Wifi. En este caso ni siquiera haría falta conectarlo al ordenador a través de un cable USB, sino que se conectaría a una red wifi creada por el propio teléfono.

Quiero usar mi móvil como módem ¿qué hago? Pues antes de nada para poder usar el móvil como módem tienes que contar con una tarifa de datos que te permita hacer uso desde el ordenador, y esto es algo que algunos operadores no permiten por el elevado consumo de datos del ordenador en comparación con el teléfono. En cualquier caso, esta modalidad gasta mucha batería, por lo que es una alternativa sólo en casos muy concretos.