Noticia

Ginkgo Biloba: puede ser perjudicial

09 marzo 2010

09 marzo 2010

Que una sustancia sea natural no significa que sea inocua. Algunas plantas tienen efectos activos que pueden producir un efecto adverso en ciertas personas, especialmente si sufren alguna enfermedad o toman determinados medicamentos. Esto sucede con el Ginkgo Biloba, una planta que puede tener efectos perjudiciales.

Cada vez existe una conciencia más clara entre los consumidores de que el uso de medicamentos conlleva riesgos asociados y debe hacerse bajo control médico y sólo bajo indicaciones precisas.

Sin embargo, esas mismas precauciones no suelen tenerlas cuando se trata de remedios herbales. Muchos consumidores piensan todavía que el uso de plantas (ya sea en una simple infusión o mediante la ingesta de extractos concentrados en diferentes formatos) está exento de riesgos.

Las plantas no son inocuas

Nada más lejos de la realidad: muchas plantas contienen principios activos que actúan sobre la salud de las personas y pueden producir efectos indeseados en algunos pacientes. De muchas sustancias vegetales, además, existe un desconocimiento importante sobre su margen de seguridad. Pueden interferir, además, con el efecto tanto de otras plantas como de los propios medicamentos. Un ejemplo de esto es lo que ocurre con el Ginkgo Biloba.

Ginkgo Biloba, ¿para qué?

El Ginkgo biloba es una planta muy usada con diversos fines: problemas circulación, pérdida de memoria, depresión, dolores de cabeza, colon irritable, mareos, abuso de alcohol, etc.

Su idoneidad para esos usos no siempre está demostrada, y esto el algo de los usuarios deben tener presente cuando recurren a esta planta. Pero aún más importante es que el consumo de Ginkgo Biloba presenta riesgos de los que conviene estar advertido.

Los riesgos del Ginkgo Biloba

  • Un reciente estudio científico ha revelado que el uso de Ginkgo biloba puede aumentar el riesgo de crisis epilépticas en personas que padecen una epilepsia bien controlada. No sólo el consumo de esta planta podría aumentar el riesgo de crisis, sino que tomar Ginkgo biloba podría afectar a la eficacia de los medicamentos antiepilépticos. 
  • El Ginkgo biloba puede aumentar el riesgo de sangrado en personas que toman medicamentos antiagregantes (como la aspirina) o anticoagulantes.
  • Este producto puede interferir con determinados medicamentos contra la tensión arterial o la diabetes
  • El uso del Ginkgo Biloba durante el embarazo no es seguro.

La recomendación de la OCU, la misma que hacemos siempre que hablamos de productos herbales, es que el uso de esta sustancia puede ser muy positivo, pero no está exento de riesgos. Y esos riesgos pueden ser importantes si se padecen determinados problemas de salud, por lo que el consumo de estas sustancias debe hacerse siempre con conocimiento de su médico. El Ginkgo Biloba no es una excepción.

Para más información

Plantas medicinales

Epilepsia: si se conoce no da miedo


Imprimir Enviar por email