Noticia

Antibióticos con las pastillas contadas

10 junio 2013 Archivado

10 junio 2013 Archivado

España es uno de los países de Europa que más antibióticos consume. Automedicación, venta sin receta, tomarlos para cualquier cosa... Es necesario hacer un uso racional de estos medicamentos y por eso sus envases están cambiando.

Llegan más medidas para luchar contra el mal uso o "barra libre" de los antibióticos. La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), las sociedades médicas y farmacéuticas han acordado modificar los envases de estos medicamentos con el objetivo de que se ajusten a la duración exacta del tratamiento. Ni sobrarán ni faltarán pastillas.  

Desde mayo de 2013 estos cambios están afectando a todos los formatos. El proceso de adecuación de envases finaliza en mayo de 2014, para entonces no podrá haber en el mercado antibióticos con los formatos antiguos.

¿A qué medicamentos afecta?

  • Algunas tetraciclinas.
  • Amoxicilina y otras penicilinas. Por ejemplo: Amoxicilina/Clavulánico EFG o Augmentine pasará de 12 comprimidos a 20 por caja. La Amoxicilina EFG o Clamoxyl, de 12 cápsulas a 20. Las presentaciones de 24 serán de 30.  
  • Cefalosporinas.
  • Macrólidos, como la azitromicina y la claritromicina.
  • Quinolonas. Por ejemplo: Ciprofloxacino EFG.
  • Metronidazol.
  • Antifúngicos, como el itraconazol.

¿Por qué cambiar los envases?

La AEMPS considera que la mayoría de los envases de medicamentos están adaptados a la duración de los tratamientos, pero en el caso concreto de los antibióticos ve necesario mejorar. 

La problemática de los antibióticos reside en que se recetan para diferentes enfermedades, por lo que los tratamientos pueden variar en dosis, posología y por particularidades del paciente. Esto explica que con los formatos actuales haya pacientes a los que les falten o sobren pastillas. 

El riesgo es que no sigan las instrucciones de su médico y suspendan demasiado pronto el tratamiento (porque se quedan sin pastillas) o caigan en la automedicación (porque les sobraron pastillas de otra ocasión). Acumular medicamentos sobrantes puede ser perjudicial para la salud y reutilizar los antibióticos para una nueva infección contribuye a la aparición de resistencias bacterianas. Que las bacterias se hagan fuertes y sean más difíciles de derrotar también tiene que ver con la venta de antibióticos sin receta y con recetar demasiados antibióticos. 

España tiene el dudoso honor de ser uno de los países europeos que más antibióticos consume. La OCU ha subrayado este problema en el pasado y por eso creemos que todo lo que ayude a hacer un uso racional de los medicamentos es positivo. 

Cómo usar los antibióticos

  • La mayoría de las infecciones respiratorias son culpa de un virus y no de una bacteria: los antibióticos no son la solución en estos casos. En males tan comunes como la gripe, tampoco sirven.
  • No intentes conseguir antibióticos sin receta médica ni utilices los que te sobraron de otro tratamiento.
  • Para aliviar síntomas molestos se puede tomar paracetamol o ibuprofeno (evitar este último si tienes molestias estomacales). El dolor de garganta puede aliviarse con pastillas para chupar, caramelos o incluso miel.  
  • Es importante hidratarse con regularidad, bebiendo líquidos que no estén ni muy fríos ni muy calientes.
  • Guardar reposo en la medida de lo posible.
  • Si pasados 3 o 4 días no notas ninguna mejora, visita a tu médico.
  • Si te recetan antibióticos tendrás que completar el tratamiento, tomándolos durante los días indicados por el médico. No dejes de tomarlos aunque te encuentres mejor y, si sobran pastillas, llévalos a la farmacia para deshacerte de ellos en el punto SIGRE

¿Has tenido algún problema con el envase de los medicamentos o con su administración/presentación? Cuéntalo en Adversia.


Imprimir Enviar por email