Consejos

Contra la diarrea, rehidratación y dieta

17 febrero 2017
mujer bebiendo vaso suero liquido hidratacion

17 febrero 2017

Ataca cuando menos te lo esperas e impide hacer una vida normal. Es la diarrea: para combatirla, lo mejor es evitar la deshidratación rehidratando bien, seguir una dieta muy ligera, algún antidiarreico... y mucha paciencia.

Puede pasarle a cualquiera, y nos pasa a todos. Las causas son diversas, pero el resultado, la diarrea, es una afección incapacitante que, si no se trata, puede tener serias consecuencias.

Lo primero, rehidratar

Ante un caso de diarrea, lo primero es actuar para evitar la deshidratación. Y esto no significa sin más beber para reponer el volumen de agua que estamos perdiendo a través de la diarrea, sino que también es necesario aportar al organismo glucosa y sales minerales para conseguir que recupere su equilibrio.

Para reponer las pérdidas en electrolitos se puede recurrir a los sueros: de hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda para la rehidratación la ingesta de una una solución de glucosa, cloruro sódico, cloruro potásico y citrato trisódico en un litro de agua. En las farmacias existen fórmulas para rehidratación oral: basta mezclarlas con un litro de agua para obtener la adecuadas solución de rehidratación.

Evitar la deshidratación es fundamental, sobre todo, en recién nacidos, niños y ancianos.

¿Qué me tomo?

Ademas de las fórmulas para la rehidratación oral, en la farmacia encontraremos medicamentos antidiarreicos, fármacos sin receta que básicamente parten de dos principios activos: la loperamida y el racecadotrilo.

Loperamida (principio activo de Diarfin, Elissan, Fortasec, Imodium, Loperan, Lopestop, Salvacolina y Sindiar). Es un derivado opiáceo que tiene efecto a nivel local de la pared intestinal, funciona reduciendo el movimiento intestinal e inhibiendo la secreción de líquidos y electrolitos.

  • A pesar de ser un derivado opiáceo, como su acción es principalmente a nivel local, no tiene ninguno de los efectos sistémicos de los opiáceos: alivio del dolor y/o efecto euforizante.
  • La loperamida sólo se puede usar en adultos y en niños mayores de 12 años.
  • Hay que extremar el cuidado con la posología: se recomienda tomar 2 cápsulas o comprimidos al inicio del tratamiento, seguido de una cápsula o comprimido tras cada deposición diarreica hasta un máximo de 16 mg al día. Teniendo en cuenta que las cápsulas o los comprimidos son de 2 mg, eso significa que el número máximo de comprimidos o de cápsulas que se pueden tomar al día son 8.
  • Si al cabo de 2 días la situación no mejora se debe interrumpir el tratamiento y acudir al médico.

Racecadotrilo (Hidrasec), es un fármaco que actúa inhibiendo la secreción intestinal de agua y de electrolitos. No tiene efecto sobre la motilidad intestinal.

  • La posología con este medicamento es más sencilla y solo hay que tomar 1 cápsula 3 veces al día, preferiblemente antes de las comidas.
  • Al igual que con la loperamida el tratamiento no debe alargarse más de 2 días, al cabo de los cuales si no hay mejoría se deberá acudir al médico.
  • En cualquier caso, el tratamiento farmacológico es solo una parte: debe acompañarse de otras medidas, además de la rehidratación, es preciso ajustar la dieta.  

¿Y qué como?

Como sabemos, en caso de diarrea, el objetivo principal es evitar la deshidratación. Lo importante es beber poca cantidad, pero con frecuencia, siempre en función de la tolerancia. Si se pueden asimilar alimentos, otras buenas alternativas para hidratarse son el agua de limón (un limón exprimido en agua, sin la pulpa) o agua de arroz (el líquido obtenido de la cocción de arroz).

No hay que estar en ayunas: es importante comer. Lo recomendable es realizar ingestas pequeñas, pero frecuentes, de una dieta astringente.

La dieta astringente es una dieta baja en grasas, pobre en fibra y de fácil digestión: hay que prescindir de todos los alimentos ricos en fibra (verduras, frutas, cereales integrales, etc.), los irritantes o estimulantes de la motilidad intestinal (chocolate, café, etc.) y aquellos que producen flatulencia. Lo recomendable es:

Evitar Sí se puede tomar
Verduras frescas Zanahoria, calabaza y patata cocida
Frutas enteras Manzana (pelada) y plátano
Pan y cereales integrales Arroz blanco, pasta alimenticia, pan tostado
Leche Yogur natural, queso fresco

En cualquier caso, recurre a técnicas culinarias muy sencillas (hervidos, plancha, puré) y sé muy cuidadoso con las condiciones de higiene durante la preparación de los platos. Extrema precauciones con el lavado de manos.

Una vez que empiecen a remitir los episodios diarreicos, se puede introducir en la dieta de forma progresiva alimentos con un mayor contenido en fibra hasta restaurar una alimentación completa variada. Si al introducir un alimento, vuelve a aparecer la diarrea es importante acudir al médico para descartar cualquier problema de alergia alimentaria.  

Recuerda que los socios de OCU-Salud cuentan con un servicio especial, la Línea OCU Salud, con un equipo de profesionales al otro lado del teléfono las 24 h, los 365 días del año. Llama al 900 101 851. 


Imprimir Enviar por email