Noticia

¿Problemas con un producto sanitario? No te lo calles

19 agosto 2019
productos sanitarios

19 agosto 2019

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha puesto en marcha un nuevo sistema de vigilancia de productos sanitarios, con una página web específica para que los usuarios de estos productos (desde audífonos, a glucómetros o cualquier tipo de implante) puedan comunicar a las autoridades sanitarias los problemas que encuentren.

Hace ya años que existe un sistema para que los usuarios notifiquen los problema relacionados con los medicamentos, en espacial sospechas de reacciones adversas, a través de una página específica. Ahora, la novedad es que la AEMPS ha establecido un nuevo sistema de vigilancia de productos sanitarios, para que los usuarios puedan  notificar cualquier problema o anomalía que encuentren a través de un portal web:

Notificación de problemas con productos sanitarios

Productos sanitarios de todo tipo

Millones de usuarios usan productos sanitarios. Hay muchos tipos de productos, entre ellos hay, claro está, máquinas complejas, pero también muchos productos de uso corriente, desde glucómetros, tensiómetros, audífonos o gafas graduadas, a muletas, sillas de ruedas o camas articuladas. Y desde preservativos, compresas de incontinencia o tiritas, a una prótesis, un stent, un DIU o un marcapasos.

Todos ellos, del más sofisticado al más sencillo, son considerados productos sanitarios. Y todos ellos son susceptibles de causar problemas o provocar reacciones adversas en quienes los usa. ¿Qué sucede en ese caso?

Hasta hace bien poco, los usuarios que tenían un problema con algún producto sanitario (una reacción alérgica al líquido de las lentillas, un funcionamiento extraño en el tensiómetro…) solo podían avisar comunicándolo al profesional sanitario o directamente al fabricante. Eran estos quienes, en cumplimiento de la ley, debían informar a las autoridades sanitarias. Ahora las cosas han cambiado: son los mismos usuarios, pacientes, familiares y cuidadores quienes pueden acceder en internet al formulario de notificación de la AEMPS y detallar cuál es problema que han detectado y las consecuencias que ese problema tiene para el paciente o usuario del producto.

¿Cómo notificar un problema con un producto sanitario?

¿Has tenido  tú o alguien de tu entorno algún problema con el audífono, las gafas, un glucómetro, unas medias de compresión o una cama articulada? ¿Reacciones adversas a una prótesis o algun otro dispositivo que te hayan implantado?  

Puedes entrar directamente en el portal de notificación:

Notificación de problemas con productos sanitarios

  • Deberás cumplimentar el formulario, con información de la persona que hace la notificación (que puedes ser el propio usuario, pero también un cuidador o un familiar).
  • Indicar los datos del producto en cuestión (nombre o marca, lote, fabricante, si se trata de un implante el centro dónde lo implantaron), y también detallar el problema del producto (por ejemplo un glucómetro que da lecturas erróneas, un líquido para la lentillas con fecha de caducidad equivocada, una bomba de infusión de insulina que no funciona correctamente, problemas con el motor de una silla de ruedas eléctrica, problemas relacionados con un implante de mama, etc.).
  • También se deben referir las consecuencias que ese problema ha tenido en la salud del usuario.
  • El formulario además permite adjuntar documentos e imágenes en caso de que se deseen enviar también informes médicos o imágenes del producto afectado.

Es importante conservar el producto sanitario afectado, ya que es posible que, si lo considera necesario, la AEMPS solicite su envío.