Noticia

Todo lo que debes saber sobre el euro por receta

10 enero 2013

10 enero 2013

La Comunidad de Madrid, como la de Cataluña, ha comenzado a cobrar un euro por receta médica, medida que ha creado muchas discrepancias y que en la OCU consideramos injusta porque atenta contra la igualdad de la población y perjudica a los más vulnerables.

La Comunidad de Madrid, como la de Cataluña, ha comenzado a cobrar un euro por receta médica desde el 1 de enero, medida que ha creado muchas discrepancias entre los consumidores, pero que el Gobierno regional justifica al considerarla no recaudatoria, sino enfocada a promover el uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

Cada receta emitida por el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) con posterioridad al 1 de enero conlleva el pago en la farmacia de un euro adicional, tanto si la receta está en papel o es electrónica. La tasa se aplica a todos los productos, sean medicamentos, fórmulas magistrales, productos dietéticos, sanitarios o vacunas, cuyo precio venta al público sea superior a 1,67 euros, IVA incluido.

Existe un tope anual de gasto de 72 euros por usuario, fácilmente rebasable por enfermos crónicos, polimedicados o personas mayores. Es decir, el consumidor deja de pagar la cuota del euro por receta cuando dentro del año natural se alcanza dicha cantidad.

Los pagos se registran en las farmacias, por lo que es necesaria la presentación de la tarjeta sanitaria en el establecimiento. En el caso de que el paciente sobrepase el límite de 72 euros anual, la administración regional reintegrará la diferencia, de la misma manera que se hace con los límites máximos de aportación mensual farmacéutica.

Para llevar un control de las cantidades adicionales desembolsadas en la farmacia se deben conservar los tiques, que servirán de justificante de pago. Es aconsejable apuntar también los pagos en una cartilla, con los sellos de la farmacia, para poder exigir después la devolución de lo pagado por exceso. El pago de esta tasa es independiente del copago farmacéutico.

Si los pacientes tratados por el SERMAS pertenecen a otra comunidad autónoma, deberán solicitar también la devolución a través de la Comunidad de Madrid, no siendo posible percibirla si no se sigue el trámite de reclamarla. Si las recetas pertenecen a otra comunidad, no se deberá abonar el euro adicional  aunque el medicamento haya sido dispensado en una farmacia madrileña.

Quién debe pagar

El pago del euro por receta es obligatorio para los usuarios del Servicio Madrileño de Salud, aunque existen varios colectivos que están exentos del pago:

  • Perceptores de pensiones no contributivas.
  • Beneficiarios de rentas de integración social.
  • Afectados por el síndrome tóxico.
  • Discapacitados que obtuvieron su derecho a la asistencia sanitaria a través de la Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos (LISMI).
  • Desempleados que ya no tengan derecho a percibir el subsidio de desempleo.
  • Beneficiarios de tratamientos derivados de accidentes de trabajo o enfermedad profesional.
  • Personas con recetas expedidas en otras comunidades autónomas.

Insumisión a la tasa

Las farmacias madrileñas tienen a disposición de los usuarios un formulario destinado a las personas contrarias al pago del euro por receta. Este formulario se rellena por triplicado, aportando fotocopia del DNI. Lo que está por ver son las consecuencias de la insumisión al desembolso de la cuota. La administración regional ha alertado de que el incumplimiento del pago tendrá las mismas consecuencias que el impago de la renta a Hacienda, y reclamará su abono por vía administrativa. Además, avisa de que el impago conlleva un recargo del 20%. Es decir, la Comunidad de Madrid podría reclamar a posteriori el pago de ese euro no desembolsado por receta más el recargo (1,20 euros).

Desde la OCU recordamos a todos los usuarios que pueden negarse a pagar la tasa, rellenando el formulario o directamente sin rellenarlo. Si firmas el formulario disponible en las farmacias, la Administración podría reclamártelo en vía de apremio.

En cualquier caso, si el TC termina declarando inconstitucional la medida, algo factible, teniendo en cuenta la reciente suspensión de esta medida en Cataluña, y la solicitud (por parte de la OCU entre otros) de que se haga lo mismo en Madrid, ni la Comunidad de Madrid ni la Generalitat catalana podrán reclamar cantidad alguna a los insumisos.

Estamos en contra

En la OCU consideramos que la obligación de pagar un euro por receta es una medida que atenta contra la igualdad de la población, en este caso la madrileña, en el acceso a los tratamientos sanitarios y perjudica a los más vulnerables y enfermos.

Desde la OCU consideramos injusto que se presuponga que la población hace un uso irracional de los medicamentos, cuando la mayor parte del consumo farmacéutico corresponde a productos que se dispensan con receta médica y son, por tanto, recetados por un profesional médico.

La implantación de esta medida se ha llevado a cabo de forma precipitada, dado que hasta febrero no estarán operativos los sistemas informáticos que permitirían cobrar sólo lo que corresponde pagar según la normativa.


Imprimir Enviar por email