Noticia

Ebola: muchas dudas, pocas certezas

07 octubre 2014

07 octubre 2014

El contagio de una enfermera en Madrid ha disparado todas las alarmas, algo comprensible, dada la gravedad de la situación y las consecuencias de la enfermedad. Hay demasiadas preguntas sin respuesta sobre ébola. ¿A qué nos enfrentamos? ¿Qué hacer? Pedimos información y transparencia. 

El Ministerio de Sanidad ha confirmado este lunes el primer caso de ébola por contagio persona a persona en España. La noticia ha generado una gran inquietud entre los ciudadanos y merece una respuesta clara y coordinada por parte de las autoridades sanitarias. Algo que a juicio de la OCU no se ha producido hasta el momento, si bien la creación de una comisión conjunta entre Comunidad de Madrid y Sanidad es un primer paso. 

¿Qué es?

El ébola es una infección grave (su tasa de mortalidad llega al 90%) causada por un virus.

¿Cuáles son los síntomas?

El ébola cursa en un primer momento con fiebre, debilidad y dolores musculares, dolor de cabeza y de garganta, síntomas que se continúan con vómitos, diarrea, erupción cutánea y en algunos casos hemorragias, internas o externas, llegando a afectar a la función renal y hepática. 

El periodo de incubación (intervalo que pasa desde el contagio hasta la aparición de los síntomas) es variable y puede llegar hasta las tres semanas, aunque en la mayoría de los casos oscila entre los 5 y los 12 días. 

Los enfermos solo contagian a otras personas cuando empiezan a manifestarse los síntomas, pero no antes.

¿Cómo se contagia el ébola? 

  • A diferencia de otros virus, como el de la gripe, no se transmite a través del aire, sino que se necesita un contacto directo a través de las mucosas (ojos, boca, nariz) o de heridas o rasguños de la piel con sangre, líquidos o secreciones corporales de las personas infectadas (heces, orina, saliva, semen, sudor). 
  • Pero también puede producirse cuando la piel o las mucosas entran en contacto con entornos contaminados por las secreciones del paciente (prendas de vestir, ropa de cama, instrumentos...).
  • El riesgo se da sobre todo en personas que hayan mantenido un contacto estrecho con enfermos infectados (familia o personal sanitario que las haya atendido), y también en quienes, en caso de fallecimiento del enfermo, tengan contacto directo con el cuerpo o su entorno.

¿Hay tratamiento?

A día de hoy no hay un tratamiento eficaz para el ébola, aunque el cuidado médico en condiciones sociosanitarias adecuadas mejora mucho las probabilidades de curación: los enfermos suelen deshidratarse y necesitan rehidratación por vía oral o intravenosa con soluciones que contengan electrolitos, por ejemplo. Y en los casos más graves se requieren cuidados intensivos. 

Se está investigando el uso de sueros específicos, alguno de los cuales ya ha sido utilizado de forma excepcional en algunos pacientes, pero no está clara su eficacia, ni están disponibles sin más.  

¿Qué puede hacer el consumidor? 

  • Es importante evitar caer en el pánico e informarse: tener claras las vías de contagio (no te vas a contagiar por cruzarte con alguien enfermo por la calle...) y adoptar las precauciones necesarias.
  • La Comunidad de Madrid ha puesto a disposición de todos los ciudadanos un teléfono, 91 400 00 01, y una dirección de correo electrónico para cualquier tipo de aclaración o información: sanidadinforma@salud.madrid.org
  • De entrada, quien sospeche que haya podido estar expuesto al ébola por haber viajado a uno de los países en los que se ha producido el brote, debe prestar mucha atención a su salud durante los 21 días siguientes a su vuelta. Si en este tiempo se presenta fiebre igual o superior a 38 grados, sobre todo si es de aparición rápida, acompañada de algunos de los síntomas hay que llamar al 112.
  • Por supuesto, quien deba viajar a las zonas africanas más afectadas por el brote de ébola debe extremar sus precauciones, respetar escrupulosamente las reglas de higiene y lavarse con frecuencia las manos, evitar cualquier contacto directo con las personas que pudieran estar contagiadas o enfermas, o con los cadáveres (y también los de animales), y no tocar ningún material u objetos que se hayan usado en los tratamientos.

¿Qué pide OCU? 

El primer contagio confirmado en España ha ocurrido en una profesional sanitaria que participó en la atención a los dos religiosos españoles enfermos de ébola repatriados y ya fallecidos. Todo parece apuntar a que ha habido fallos que el Ministerio de Sanidad debería explicar: en algún momento se ha producido un incumplimiento del protocolo de atención a enfermos de ébola, y también parece claro que no existía (o no se ha cumplido) un protocolo claro de cómo debía procederse en caso de que aquellos profesionales que han atendido a enfermos presentaran algún síntoma. En vista de ello, desde OCU exigimos: 

  • Que exista un protocolo claro de actuación para todas aquellas personas que crean que pueden haber estado expuestas al ébola, sea por haber viajado a alguno de los países más afectados o incluso en España.
  • Que todos los profesionales sanitarios, incluidos los de Atención Primaria, dispongan a su vez de directrices claras al respecto.
  • Que se haga un esfuerzo de transparencia respecto a la información por parte de nuestras autoridades sanitarias. Nada crea más inquietud que la falta de información fiable y completa.

Sin caer en alarmismos, entendemos que a día de hoy nuestro sistema sanitario es capaz de responder a este reto, si se ponen los medios para ello... pero la situación es seria y exige respuestas adecuadas


Imprimir Enviar por email