Informe

Los derechos del paciente

01 enero 2011

01 enero 2011

Tiene derecho a que le informen de su estado de salud, con claridad y sin tecnicismos; tiene derecho a pedir una copia de su historia clínica; tiene derecho a reclamar por un daño médico, aunque diera su consentimiento por escrito. Lamentablemente, no siempre es fácil ejercerlos, sobre todo si no sabe cómo o dónde reclamar. Se lo contamos.

Mejor no llegar a los tribunales

Lo mejor es llegar a un acuerdo amistoso y evitar los tribunales, ya que en casos graves necesitará un buen servicio jurídico. En caso de lesión grave, existen algunas pólizas de salud privadas que pueden ayudarle en la defensa jurídica y reclamación de daños, pero algunas excluyen expresamente estos servicios. Si no dispone de seguro médico que ofrezca esa cobertura, solicite ayuda a un abogado especializado. Lo principal es que un perito médico valore las lesiones y acredite el daño.

Para un daño leve producido en un centro público, solicite el Libro de Reclamaciones o reclame ante el Servicio de Atención al Paciente del centro del que se trate, y al de la comunidad autónoma que corresponda.

Las indemnizaciones están exentas de impuestos sólo cuando las determina un juez. Por eso, si se llega a un acuerdo amistoso, es mejor que quede recogido en un acto de conciliación judicial para no tener que pagar impuestos.