Noticia

Cosméticos ricos en... sustancias químicas dudosas

24 junio 2013
cosméticos

24 junio 2013

A diario estamos expuestos a muchas sustancias químicas sospechosas. El riesgo precisamente está en el "efecto suma". Se ha comprobado que la legislación de cosméticos no tiene en cuenta todas las posibles fuentes a la hora de fijar los límites de ciertos ingredientes. 

Un estudio europeo arroja luz sobre la presencia de sustancias potencialmente inseguras en cosméticos. Varias organizaciones de consumidores europeas han realizado un estudio en 66 productos cosméticos de uso común: cremas hidratantes de cara y corporales, protectores solares, desodorantes, sombras de ojos, champús, geles de baño, jabones de manos, acondicionadores del cabello, maquillajes, dentífricos, pintauñas, pasta de dientes, pintalabios… el propósito era averiguar el riesgo que puede tener una mujer que utilice muchos productos de este tipo en el mismo día.

Tras la pista de 9 sustancias químicas

La búsqueda se centró en las sustancias sospechosas de ser disruptores endocrinos, es decir, de alterar nuestro sistema hormonal. Aunque son muchas las que se relacionan con ese tipo de efectos, solo se investigaron las más frecuentes: 9 en total, 6 conservantes del grupo de los parabenos y 3 filtros ultravioletas. El estudio permitió comprobar que de esas 9 sustancias, las más extendidas son propylparaben, un tipo de parabeno, y el ethylhexyl methoxycinnamate, un filtro ultravioleta que se ha encontrado en algunas cremas faciales y maquillajes, pero que también, sin necesidad, se incluye en otros cosméticos, como los desodorantes.

Quienes están más expuestos a ellas son las personas que utilizan, a diario, más de 10 cosméticos, en combinación con cremas solares.

Se respetan los dudosos límites legales

Todos estos ingredientes sospechosos están autorizados para ser usados en cosméticos. La ley impone unos límites para algunos de ellos, que hemos podido comprobar que se respetan. El problema es que no hay límites para todos los compuestos de este tipo. Además, lo más preocupante es que la regulación de los cosméticos no tiene en cuenta el riesgo de exposición múltiple o combinada, cuando es lo habitual. Los consumidores suelen usar varios cosméticos al día y estar rodeados de otras fuentes de sustancias sospechosas de interferir con el sistema endocrino que se encuentran en el agua, el aire, los alimentos, los productos del hogar…

Ingredientes fantasmas

Este análisis también sirvió para detectar que la lista de ingredientes no siempre es acorde con la realidad. En algún caso hubo compuestos declarados en la lista que no fueron detectados. En cambio en 3 productos sucedió al contrario, se identificaron ingredientes no declarados en el etiquetado. Ninguno de estos productos era de España. Pero se ha pedido a los fabricantes que la lista sea más precisa y las anomalías detectadas han sido comunicadas a las autoridades.

Faltan más estudios de seguridad

Estos resultados no deben provocar  alarma, ya que un producto aislado normalmente no resulta problemático. El riesgo está asociado a la exposición múltiple y todavía hay mucho que investigar para conocer los efectos. Pero como organización de consumidores queremos cosméticos más seguros. Por eso consideramos que son necesarios más estudios que establezcan las concentraciones máximas para determinadas sustancias, sin que se olvide que pueden estar presentes en muchos sitios.


Imprimir Enviar por email