Noticia

Champús ¿reparadores?

10 abril 2019
champus

10 abril 2019

Un cabello dañado se puede lavar, cuidar, acondicionar… pero no puede repararse, ni regenerarse. El pelo es una fibra sin vida, y no hay champú que lo pueda reparar. Por tanto, decir que un champú es reparador o regenerador #Nocuela.

Hemos analizado 14 champús que se venden como reparadores o regeneradores… pero con ese nombre están prometiendo algo imposible: los champús limpian, cuidan o embellecen el cabello, pero el pelo es una fibra sin vida, que no tiene capacidad de regeneración y no puede ser reparado por ningún champú.

Una promesa que #Nocuela

Es un hecho: distintos procesos de nuestra vida cotidiana pueden dañar el cabello: tintes, alisados, el uso de las planchas, lavados poco cuidadosos, cepillados agresivos, el secador… pero también el sol, la sal o el cloro en verano… pasan factura a nuestro pelo, que parece  dañado, estropeado, sin brillo. Un buen champú puede, además de limpiarlo, ayudar a cuidarlo, pero nunca podrá "regenerarlo": desde OCU criticamos el uso de alegaciones como "repara", "reparador", "regenera" o "reconstruye". Este tipo de afirmaciones, que los champús analizados incluyen en su denominación, no deberían utilizarse, pues son imposibles de cumplir y pueden crear falsas expectativas en el usuario.

Probamos 14 champús ¿reparadores?

Hemos analizado y probado 14 champús que se denominan a si mismos reparadores o regeneradores, en su mayoría productos de gran consumo, de venta en supermercados o perfumerías.

Todos ellos han sido sometidos a estudios en laboratorio para determinar su eficacia de lavado, y también a exhaustivas pruebas prácticas tanto por parte de peluqueros profesionales como por usuarios comunes.

Hemos comprobado que todos lavan muy bien el pelo, y cumplen dignamente su función de cuidar o acondicionar el cabello. Es decir, son capaces de combinar la doble función de eliminar la grasa suficiente para que quede limpio, y acondicionarlo para que quede suave, brillante y manejable.

Estos champús son productos cosméticos complejos, que van mucho más allá de un simple jabón. Reúnen en su composición distintas sustancias químicas, entre ellas potenciales alérgenos, como el BMHCA (Butylphenyl methyl propional o Lilial), presente en 6 de los productos analizados o los perfumes que contienen todos ellos.

¿Quieres ver cuál es el mejor de los champús analizados? Consulta nuestro análisis.

Los mejores champús reparadores

MEJOR
DEL ANÁLISIS
GLISS ULTIMATE REPAIR
69 BUENA
CALIDAD
Desde
3,19 
MEJOR
DEL ANÁLISIS
ELVIVE DREAM LONG RECONSTRUCTOR
69 BUENA
CALIDAD
Desde
3,49 
GLISS TOTAL REPAIR SHAMPOO
68 BUENA
CALIDAD
Desde
3,90 

Mitos sobre el cabello

Mascarillas con huevo, aclarados con té,  lavados con detergente quitagrasas... circulan muchos consejos caseros para cuidar el cabello, al igual que para la piel. Detrás de muchos de esos mitos no hay ningún fundamento. Desmentimos 5 creencias frecuentes.

Si te lavas el pelo todos los días se engrasa más. Falso. Los champús están adaptados para el lavado diario. Lávate el pelo con la frecuencia que necesites para mantenerlo limpio. Eso sí, es importante aclarar bien cualquier resto de champú.

Da igual lavar el pelo con jabón o un champú. Falso. El jabón común o los detergentes no son adecuados para lavar el cabello, pues no tienen agentes que puedan cuidarlo y acondicionarlo. Quedará pesado y sin brillo.

La espuma sirve para medir la eficacia del champú. Falso. La espuma solo ayuda a extender el producto sobre el pelo, pero no influye en la limpieza.

En verano hay que usar productos específicos. Falso. El sol, el agua salada, el cloro... pueden dañar tu cabello en verano más que en otros momentos, pero en principio no hace falta usar protectores específicos. Es mejor que protejas tu cabeza de los rayos solares con gorra o sombrero, te aclares con agua fresca para eliminar cloro y salitre y te laves el pelo con frecuencia con un champú suave.

Cortarse el pelo hace que crezca más rápido. Falso. El corte no influye en el ciclo de crecimiento del pelo y tampoco en la cantidad de cabellos, simplemente puede haber un efecto óptico sobre la densidad que percibimos al cortar las puntas, que suelen estar más deterioradas...

#NoCuela