Guía de compra

Guía de compra de cremas solares

27 abril 2016

27 abril 2016

Son muchos los efectos beneficiosos del sol, pero en exceso puede ser perjudicial. Es indispensable adoptar unas medidas básicas de precaución: la primera es usar una buena crema de protección solar.

El protector solar, imprescindible

Sea cual sea tu tipo de piel, debes usar un protector solar. Como mínimo, una crema con índice de protección 15 (y mejor si es superior). 

El factor de protección solar (FPS) indica el número de veces por el que se multiplica el tiempo que se puede permanecer al sol sin quemarse. Pero aunque no se queme, la piel sufre. Incluso las cremas que ofrecen un índice de protección solar más elevado no bloquean el paso de las radiaciones ultravioletas, por lo que no protegen al 100%. 

  • Factores 15 a 25 son de protección media.
  • Del 30 al 50 ofrecen alta protección.
  • Más de 50 (50+) son cremas de protección muy alta.

¿Cuál es el tuyo?

Comparador de cremas solares con SPF 50+

Comparador de cremas solares con SPF 30

UVA y UVB

Es importante elegir una crema solar que proteja tanto de los rayos UVA (responsables del envejecimiento de la piel) como de los UVB (causantes de las quemaduras). Ambas radiaciones pueden causar cáncer.

El factor anunciado (SPF) es el de los UVB. Por ejemplo, un factor 30 significa que bloquea el 97% de los rayos UVB. El de los UVA, debe ser como mínimo un tercio. Una crema con factor 30 tendrá un factor de protección frente a UVA de 10.  

Elegir un buen producto (y usarlo)

La piel de los niños es más sensible que la de los adultos a los rayos ultravioleta. Se sospecha que bastantes tumores de piel tienen su origen en fuertes quemaduras solares sufridas en la infancia. De ahí, la importancia de usar para los más pequeños una crema solar con elevado índice de protección (siempre necesitan un FPS mayor que el de los adultos). 

En esta ocasión, nos centramos en las cremas con factor de protección más alta (+50), muy adecuada para los niños... pero no solo para ellos. Comparamos 14 protectores en spray para niños, son productos de protección alta, con un factor (SPF o FPS) de 50+.

En nuestro análisis comprobamos si realmente dan la protección que anuncian en sus etiquetas, frente a los UVB y UVA. Y en algunos casos encontramos productos que ofrecen menor protección, algo que valoramos muy mal.

Los protectores analizados, de venta en supermercados, perfumería y farmacias, destacan por sus propiedades cosméticas: buena textura, fáciles de extender…

Hay que embadurnarse bien de crema y repetir la operación tantas veces como sea necesario (cada 2 horas y siempre tras salir del agua después del secado) para estar bien protegido.

Además, mantener la piel de la familia a salvo de las radiaciones no te saldrá caro: las mejores cremas están a un precio bastante asequible.

Ingredientes a debate

Dada la importancia que tiene estar bien protegido del sol, nuestro estudio se ha centrado en parámetros básicos de foto protección. Además se  han evaluado ingredientes como conservantes, filtros, etc. 

Desde la OCU defendemos que se limite el uso de determinados parabenes (un tipo de conservantes), como propilparaben y butilparaben, en productos que se mantienen sobre la piel en niños pequeños y embarazadas. Por eso en este análisis proponemos una compra maestra alternativa libre de estos conservantes y de buena calidad en parámetros de foto protección. Así los consumidores que estén sensibilizados con este tema pueden elegir pero sin obviar la realidad del mercado, en el que existen otros productos que, aunque llevan parabenes, son económicos y con resultados excelentes en foto protección. 

Entre los filtros utilizados comprobamos si figura alguno poco recomendable, como el OMC (ethylhexyl methoxycinnamate), un compuesto sospechoso de tener efectos estrogénicos( Disruptor endocrino) y que se aconseja evitar en productos que permanecen largo tiempo en contacto con la piel.

Otras sustancias como el buthilphenilmethilpropional, empleada como fragancias en cosméticos, se encuentra también bajo sospecha, ya que existen dudas sobre su inocuidad

También se ha rastreado la presencia de alguno de los 26 alérgenos que figuran en la lista de la UE, muchos de ellos fragancias (geraniol, citronellol...). Por eso son preferibles los cosméticos sin perfume, sobre todo para niños, si bien a los usuarios les suelen agradar más los productos perfumados.

Hay que tener en cuenta que la crema solar no es como cualquier otro cosmético, se trata de un producto necesario para protegerse del sol. Nuestra postura es que siempre es mejor utilizar crema solar, contenga o no estos ingredientes.


Imprimir Enviar por email