Consejos

Protege tu piel del frío

12 febrero 2018
frio

12 febrero 2018
El frío intenso, el viento, la calefacción... son agentes externos que pueden afectar a la salud y belleza de tu piel. Si además de esconderte bajo capas de ropa quieres hacer algo más por tu piel, te recordamos algunos consejos básicos para cuidar de tu piel cuando bajan las temperaturas.

El frío extremo, el viento, los bruscos cambios de temperatura, la contaminación, la sequedad del ambiente provocada por las calefacciones son, lo sabemos, claros enemigos de nuestra piel. Cuando baja la temperatura es momento de subir la protección de la piel de todo tu cuerpo.

Protección cosmética

  • Protege la piel del rostro con una buena crema hidratante.
  • Asegúrate de escoger un producto con factor de protección solar, incluso aunque no sea verano: debes protegerte de las radiaciones, en especial si subes a la montaña o hay nieve. Presta especial atención a la nariz y las mejillas.
  • Cuida tu nariz, evita que se reseque en extremo colocando humidificadores. Si sufres un catarro con congestión nasal, cuidado al sonarte para no provocar más irritación alrededor de las fosas nasales. Hidratar la piel extremar la precauciones al sonarte te ayudará a evitar males mayores.
  • También los labios se resecan en exceso cuando hace mucho frío, llegan a agrietarse y cuartearse. No los chupes, pues es contraproducente; protégelos con un protector específico, a ser posible elaborado a base de ceras naturales, en vez de derivados de aceites minerales, que pueden contener en su composición MOSH y MOAH, impurezas tóxicas que conviene evitar.
  • Cuida la piel de las manos, muy fina, y expuesta a las inclemencias del tiempo.
  • Usar una hidratante corporal también te ayudará a mantener la piel del cuerpo cuidada, hidratada, piernas y brazos, en especial la zona de las articulaciones, evitará descamación, rojeces, picores… No pienses que porque no está expuesta no sufre.

Cuida lo que comes (y bebes)

Bebe suficiente agua: es lo mejor para mantener tu organismo bien hidratado en cualquier estación. Caldos vegetales, infusiones… también son una buena solución. El alcohol, en cambio, produce el efecto contrario.

Incluye frutas y verduras en la alimentación, también en los meses fríos: es momento de disfrutar de los cítricos, ricos en vitamina C, de plena temporada, antioxidantes y muy beneficiosos para todo tu organismo, también para la piel.

No descuides la ingesta de vitamina A, muy importante, entre otras cosas, para la belleza de la piel, las encías y el cabello: lácteos (leche, mantequilla, queso curado), huevos, carne, pescados grasos son ricos en ella.

La vitamina B8, biotina o Vitamina H también es fundamental para el buen estado de piel y cabello. Es raro que haya carencias de este micronutriente, presente en alimentos como huevos, nueces, coliflor... o chocolate.

Evita la sequedad provocada por las calefacciones poniendo humidificadores, o al menos, recipientes con agua. Respirarás mejor y tu piel sufrirá menos.

Y recuerda que el tabaco es un enemigo acérrimo de tu piel: deja de fumar.


Imprimir Enviar por email