Así analizamos

Champus reparadores: así hicimos el análisis

09 abril 2019

09 abril 2019

Hemos comparado 14 champús reparadores: para determinar su calidad y eficacia, todos han sido sometidos a análisis en el laboratorio y a pruebas de uso por usuarios.

Eficacia del lavado

En el laboratorio se ha analizado la eficacia del lavado. Tras ensuciar unos mechones con grasa artificial no soluble, se lavaron 2 minutos con el champús de prueba y los secamos con secador durante 20 minutos.

Pruebas prácticas de lavado

Todos los productos se han analizado y probado a ciegas, sin conocer su marca, por peluqueros profesionales y por los propios usuarios. 

  • Cada champú fue probado por peluqueros profesionales sobre 25 voluntarios. Son los profesionales los que han valorado en cada caso el lavado, la facilidad de aplicación, la consistencia, la espuma que generan, el aclarado, peinado, desenredado...
  • Con el pelo seco, también han dado su dictamen sobre el efecto de cada champú, si acondicionaba el cabello, etc.. Han valorado si era o no más fácil de peinar, desenredar, el brillo,  el efecto antielectrostático, la manejabilidad...
  • Por último, cada muestra de champú fue probada por 30 voluntarios, usuarios con cabello dañado, que usaron cada champú tres veces en la misma semana antes de dar su veredicto.

Etiquetado y composición

Además, hemos valorado la composición de cada producto, mirando si incluye productos alergénicos, como fragancias o el BMHCA (buthylphenyl methylpropional), un alergeno cuya presencia hemos penalizado.

Por otro lado, estos champús se venden como "reparadores", pero lo cierto es que ningún champú es realmente reparador, ya que el cabello es una fibra sin vida, que no puede repararse ni regenerarse. Como mucho puede acondicionarse o cuidarse: estos champús limpian, cuidan el cabello... pero en ningún caso lo regeneran. Tenlo en cuenta.