Noticia

Estudio de contaminación atmosférica en ciudades

Las ciudades se llenan de malos humos por los coches, las industrias o calefacciones. La contaminación atmosférica se acumula en las ciudades afectando sobre todo a niños, ancianos y mujeres, que son los más sensibles en sufrir las consecuencias de la mala calidad del aire. Pero ¿hasta qué punto podrían evitarse? En OCU hemos puesto en marcha un estudio para averiguarlo. Te decimos cómo lo estamos llevando a cabo.

21 mayo 2019
Estudio de contaminación atmosférica en ciudades

 

En las ciudades no se respira aire puro, sino aire contaminado, provocado principalmente por la combustión de los vehículos aunque también por industrias como las cementeras, instalaciones de combustión o incineradoras. ¿Te imaginas lo que supone para nuestros pulmones caminar por la ciudad en plena hora punta?  

Las partículas finas en suspensión causan enfermedades respiratorias y durante los picos de contaminación el peatón sentirá ciertas molestias como tos, irritación de garganta y ojos, pero además a largo plazo incluso graves riesgos para la salud como asma o enfermedades cardiovasculares. Se estima que, la contaminación atmosférica de las ciudades causa 800.000 muertes prematuras al año en Europa, lo que representa una reducción de la esperanza de vida en unos dos años.

Y esto no sale gratis. En España, combatir estos efectos sobre la salud representa un coste sanitario de más de 35.000 millones de euros, aproximadamente un 3,5% del PIB. ¿Por qué no se invierte ese dinero en prevenir el problema?

Planteamiento estudio OCU

Necesitamos actuar y en OCU nos hemos puesto manos a la obra arrancando un estudio que nos ayudará a determinar el daño potencial que causa la contaminación atmosférica durante los desplazamientos diarios habituales en entornos urbanos, es decir, cuando vamos al trabajo, al cole, a la compra o de paseo y proponer medidas qe ayuden a combatir el problema. Así lo estamos haciendo.

  • Medimos la exposición a contaminantes atmosféricos tales como benceno, partículas finas en suspensión y dióxido de nitrógeno del aire mientras hacemos desplazamientos rutinarios por el centro de varias ciudades españolas en diferentes modalidades de transporte: en coche, en bicicleta y a pie.
  • Veremos qué factores aumentan particularmente los niveles de exposición mientras nos desplazamos en tres entornos urbanos como Madrid, Barcelona y Valencia, donde los ciudadanos se muestran altamente insatisfechos con la calidad del aire y se activan alertas por alta contaminación con relativa frecuencia.
  • Con los resultados obtenidos daremos consejos que permitan a los ciudadanos minimizar la exposición a esta fuente de contaminación tan importante en las ciudades.
  • Propuesta de medidas prioritarias comunitarias para reducir las exposiciones.

 Próximamente publicaremos los resultados de nuestro estudio.