Informe

Lentes de contacto

02 septiembre 2013
lentillas

02 septiembre 2013

Las lentillas son un recurso habitual para los usuarios que, ya sea por estética o por cualquier otro motivo, quieren aparcar o sustituir sus gafas. Pero, si es tu caso, conviene que tengas en cuenta algunos consejos de compra y de uso.

Escoger las lentillas: consejos

Los oftalmólogos u oculistas, así como los ópticos, son los profesionales acreditados para recomendar el uso de un determinado tipo de lentillas y determinar cuáles son los errores de visión del usuario y su graduación exacta. 

Los usuarios que vayan a comprarse por primera vez lentillas deben pasar la revisión de alguno de estos profesionales para determinar las características y necesidades del usuario. Si se trata de personas que usan lentes de contacto de forma habitual, también es recomendable que se sometan a revisiones periódicas. Esto es importante porque, por ejemplo en el caso de la miopía (dificultad de visión en la distancia) pueden aumentar las dioptrías con el paso del tiempo.

Tipos de lentillas ¿Cuáles son las más adecuadas para mi?

Las lentes de contacto se pueden clasificar en función de su material de composición, del tiempo de uso recomendado,de la permeabilidad, del contenido de agua o del tipo de corrección, entre otros. Sin embargo, la tipología de lentillas más común es la siguiente:

Lentillas blandas

Son las que utilizan la mayoría de usuarios (aproximadamente el 90 %). Las lentes blandas se utilizan para corregir errores de refracción tales como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo (lentes tóricas), y la presbicia (lentes multifocales). Este tipo de lentillas suelen ser más cómodas que las rígidas. Por otra parte, las lentillas blandas se subdividen en categorías, dependiendo del tiempo de uso recomendado:

    • Diarias o desechables, pueden utilizarse un máximo de 12 horas, un único día (es decir, cada día se estrena lentillas). No es recomendable dormir con ellas.
    • Semanales, permiten un uso continuo durante 1 semana completa. No obstante, es recomendable quitárselas cada 10 horas.
    • Quincenales, parecidas a las semanales pero con una duración de hasta 15 días.
    • Mensuales, similares a las semanales pero con una duración de hasta 30 días.
    • De fantasía o cosméticas, cambian el color del iris, pero no necesariamente están graduadas. Pueden encontrarse con distintas periodicidades.

    Lentillas rígidas

    Son utilizadas por una minoría de usuarios. En comparación con las lentillas blandas, las rígidas suelen proporcionar una mejor agudeza visual y son más duraderas (entre 2 y 3 años, según el modelo y el fabricante), pero requieren períodos más largos de adaptación. La mayoría de los usuarios pueden adaptarse a ellas después de cuatro a siete días de uso.

     

    Lentillas semirrígidas o híbrida

    Pueden durar hasta 6 meses y son más cómodas que las lentes de contacto rígidas. Sin embargo, son más difíciles de poner y de quitar y suelen resultar más caras.

¿Es seguro comprar lentillas por internet?

Las lentes de contacto o lentillas son un producto sanitario que precisa prescripción y, como tal, tienen que cumplir con la normativa legal vigente. La ley prohibe su venta por procedimientos telemáticos (a través de webs), a pesar de que sea muy frecuente encontrarnos con páginas web que las anuncian y venden.

Los usuarios que las buscan a través de internet, en muchos casos lo hacen motivados por el precio o por saltarse la consulta al profesional sanitario. Pero como ocurre con otros productos, la diferencia de precio entre la compra online y la compra en un establecimiento suele ser poco significativa.

Desde OCU te recomendamos que no compres tus lentillas en internet, para tener garantías acude a un profesional del cuidado de la visión que  puede evaluarte adecuadamente la corrección que necesitas, así como determinar qué tamaño y qué tipo de lentilla es el más adecuado para ti.

No merece la pena arriesgarse (y más, en este caso, teniendo en cuenta que las lentillas están ideadas para una de las zonas más sensibles del cuerpo humano: los ojos). 

cómo usar lentillas

 

Consejos para nuevos usuarios de lentillas

A continuación, te facilitamos una serie de consejos prácticos de uso, higiene y limpieza para evitar los problemas dentro de lo posible:
  • Lávate bien las manos antes de manipular las lentes de contacto.  
  • Sigue siempre las indicaciones de tu oculista u óptico, así como las instrucciones de etiquetado para el uso adecuado de las lentes de contacto y los productos de cuidado de las lentes.
  • Utiliza productos de lentes de contacto y soluciones recomendadas por tu oculista u óptico.
  • No utilices soluciones para lentes de contacto caducadas.
  • Enjuaga las lentes de contacto según las indicaciones de tu oculista u óptico.
  • No reutilices nunca cualquier solución para lentes.
  • Nunca uses agua no estéril (agua destilada, agua del grifo o solución salina casera). La exposición de las lentes de contacto al agua ha sido asociada con la queratitis por Acanthamoeba, una infección de la córnea que es resistente al tratamiento y la cura.
  • No coloques tus lentillas en la boca para humedecerlas. La saliva no es una solución estéril.
  • Limpia, enjuaga y deja que se seque el recipiente para guardar las lentillas. 
  • Reemplaza tu estuche de lentillas con frecuencia.

 

Problemas comunes de las lentillas y cómo tratarlos

Desde OCU recomendamos que dejes de utilizar las lentillas temporalmente y acudas al médico lo antes posible si en algún momento padeces molestias en los ojos. Estos son algunos de los síntomas más habituales:

 

  • Ojos rojos continuados.
  • Picores y molestias en los ojos (evita frotártelos).
  • Legañas excesivas o excreción de fluidos.
  • Lagrimeo incontrolado.