Guía de compra

Guía de compra de microondas

26 abril 2016

26 abril 2016

Section

Microondas sin grill: sobre todo para calentar

Este tipo de aparatos son capaces de descongelar muy bien, y además, calientan de manera aceptable. Están preparados para cocinar cositas sencillas... pero no siquiera un gran chef conseguiría hacer con ellos platos más elaborados. Se trata de unos modelos sencillos y poco equipados, cuyas mejores bazas son la seguridad y la eficiencia. 
Su precio está entre los 50 y 130 euros.

Microondas con grill: cada vez más capaces

Calentar, descongelar o combinar la descongelación y el cocinado de un plato, no tienen secretos para este tipo de hornos. El funcionamiento de su grill está cada vez más conseguido, y eso se refleja en sus buenos resultados a la hora de cocinar, asar y dorar platos como un pollo o un bizcocho. 
Los modelos más recientes de microondas con grill son electrodomésticos completos y complejos, con funciones pensadas para sacarle el máximo partido a sus posibilidades. Además, ya han superado los fallos de seguridad de modelos anteriores. Si estás interesado en uno de estos estás de suerte. Puedes encontrar modelos más que aceptables por menos de 150 euros, aunque también hay algunos que rondan los 200 euros.

El horno combinado: una opción para el futuro

Son muchos los consumidores que se plantean si los hornos microondas, cada vez con más prestaciones, son capaces de suplir a un horno convencional. Lo cierto es que unos y otros tienen funciones distintas. 
Los hornos microondas con grill "combi", combinan las facilidades de un microondas (que les permiten descongelar y calentar rápidamente), y la posibilidad de cocinar con aire caliente, como un horno convencional. Estos aparatos cuestan unos 300 euros, y aunque en general ofrecen buenas prestaciones, sus problemas de seguridad no los hacen aparatos recomendables. Si lo que buscas es un horno que cumpla bien su cometido y no te dé problemas, opta por un microondas con grill de última generación (cuesta la mitad que un combi) y siga utilizando su horno eléctrico.

Cuando vayas a elegir...

  • Cuide el presupuesto: las funciones sofisticadas o la presencia de un gran número de programas automáticos son la "excusa" ideal para encarecer este tipo de productos.
  • El tamaño no es lo más importante. No siempre el más grande es mejor. Ten más en cuenta el diseño del producto, la posibilidad de quitar el plato giratorio, etc. Estas pueden influir mucho en la capacidad real del horno.
  • Una potencia de entrada muy elevada puede originar un consumo innecesario, junto con una falta de eficiencia. En general, los microondas más sencillos son los más eficientes.
  • Aunque es en los hornos combi donde más se deja sentir el problema de la seguridad térmica, también hay otros microondas que no ofrecen a los usuarios suficientesgarantías. El problema es que durante el funcionamiento hay partes del exterior del aparato que se calientan demasiado, por encima de los límites admisibles, y podrían llegar a provocar quemaduras al tocarlos sin darte cuenta.

Microondas: aparatos seguros

Los microondas son aparatos seguros que han superado rigurosos controles de calidad y que llevan varias décadas entre nosotros. Aun así, hay multitud de creencias que nos seguimos preguntando si serán ciertas o no. Aquí te dejamos algunas de ellas para que puedas resolver tus dudas:

  1. Las radiaciones modifican la composición de los alimentos: FALSO.
  2. Las microondas pueden salir al exterior del aparato: FALSO. En nuestro análisis de seguridad hemos medido la emisión de microondas al exterior y los valores encontrados son prácticamente nulos. Siempre y cuando el aparato esté en buen estado.
  3. Introducir un móvil en el microondas, llamarle y si suena es que el aparato tiene fugas es FALSO.
  4. Algunos recipientes de plástico no deben utilizarse en el microondas: VERDADERO. Ciertos recipientes de plástico pueden pasar materiales a los alimentos al calentarse con éstos.
  5. Al hervir agua en el microondas puede saltar violentamente: VERDADERO. No produce las típicas burbujas que surgen al hervir el agua. Si introducimos algún objeto o movemos el recipiente, las burbujas podrían aparecer violentamente y producir quemaduras.

Imprimir Enviar por email