Noticia

Lavavajillas: más cómodos, pero no más eficaces

27 abril 2015
lavavajillas comodos

27 abril 2015

Los lavavajillas analizados en 2015 tienen muchas ventajas: cestas flexibles donde puedes poner cacharros más grandes, programas adaptables y una gran eficiencia energética. Solo se les puede poner una pega: únicamente dos lavavajillas de 18 probados lavan bien en el programa normal.

Los lavavajillas son cada vez más inteligentes y menos engorrosos de usar. Buenas noticias para los consumidores. Hoy en día muchos modelos detectan el grado de suciedad de los cacharros y son capaces de ajustar la intensidad de los chorros, la temperatura y hasta el número de aclarados. 

Si lo que deseas es conocer qué lavavajillas es el que más te interesa y saber en qué tiendas los puedes localizar al mejor precio, no dudes en consultar nuestro  

Comparador de lavavajillas

Ahorrar sí, pero sin dejar de limpiar

Desde luego, ahorrar en las facturas de la electricidad y del agua es estupendo, sobre todo ahora que los precios de la energía se han disparado. Pero el dinero no lo es todo. Si usamos un lavavajillas es para tener los platos limpios. Y en calidad de lavado los últimos modelos de lavavajillas hace tiempo que no mejoran. Los resultados en las pruebas de eficacia se encuentran estancados y algunos modelos hasta han retrocedido. De los 18 últimos aparatos analizados, sólo 2 consiguen una buena calificación en calidad de lavado del programa "Normal". Parece claro que los fabricantes se están centrando más en la obtención de buenos ahorros que en la eficacia de lavado.

Cestos más flexibles, más capacidad

De todas formas, hay buenas noticias para los consumidores. Los nuevos aparatos permiten cargar recipientes y platos cada vez más grandes gracias a la flexibilidad de los cestos, que facilitan la organización del lavavajillas. En este sentido, las terceras bandejas son útiles para colocar todo tipo de utensilios de cocina y cubiertos.

Algunos modelos, los lavavajillas más modernos, prescinden del tirador y su apertura se realiza de forma automática, dando leves toques en la puerta. Los hay, incluso, con sistemas que, cuando finalizan el programa y concluye la fase de secado, abren automáticamente la puerta y procuran un enfriamiento más rápido de las piezas de la vajilla.


Imprimir Enviar por email
Exclusivo socios ocu

Este es un contenido reservado a socios

¿Eres socio? Identifícate para acceder

Soy socio

HAZTE SOCIO