Consejos

Cafeteras con molinillo: pros y contras

Café recién molido con solo apretar un botón

Las cafeteras con molinillo incorporado trituran los granos de café al gusto de cada persona; calientan el agua y preparan la bebida al instante. Con solo pulsar un botón puedes disfrutar de un expreso o un capuchino recién hechos. Pero tanta comodidad, al principio, tiene un precio.

01 junio 2022
cafeteras con molinillo

Cualquier persona a la que le guste el café sabe que para disfrutar de todo su aroma y sabor lo mejor es tomarlo recién hecho y con los granos recién molidos. En casa esto se consigue con una cafetera automática con molinillo incorporado: basta pulsar un botón para que el café se muela y la bebida fluya hacia la taza.

Cafeteras con molinillo incorporado: qué valorar

De los diferentes tipos de cafetera que hay en el mercado (italiana, de émbolo, de filtro, de cápsulas…), la cafetera automática con molinillo integrado es la más completa.

Algunos modelos cuentan con depósitos diferentes para distintas variedades de café. Así, en el momento de prepararlo, puedes seleccionar la que te apetece o mezclarlas para conseguir un sabor más a tu gusto.

Otra ventaja de estos electrodomésticos es el precio por taza de café en comparación con las cafeteras de cápsulas. Sin embargo, la rentabilidad se nota a largo plazo, ya que de entrada, estos modelos de cafetera son los más caros. Por eso, si estás pensando en comprar una, pregúntate antes dos cosas:

  • ¿Cuánto estás dispuesto a gastar? Las cafeteras automáticas cuestan a partir de 300 euros. Sin embargo, pueden ser una opción económica a largo plazo, debido al precio del café, como te contaremos más adelante.
  • ¿Tienes sitio para colocarla? Las máquinas automáticas de café son bastante grandes. Asegúrate de que tienes espacio en la encimera para colocar tu nuevo electrodoméstico.

5 funciones de las cafeteras con molinillo

Desde la limpieza automática hasta la conectividad inteligente, las cafeteras automáticas ofrecen cada vez más funcionalidades. Valóralo antes de tomar una decisión, porque no vale la pena pagar por extras a menos que vayas a usarlos.

1. Dispensador doble de granos

Un depósito doble de granos resulta muy útil si quieres tomar, por ejemplo, un expreso por la mañana y un descafeinado por la noche o incluso si te gusta poder elegir entre diferentes variedades de café. Sin esta característica, tendrás que limpiar el depósito cuando quieras cambiar de variedad.

Algunos modelos también incorporan un compartimento independiente para quienes no quieren renunciar a la comodidad del café ya molido.

2. Sistema para espumar la leche

Las cafeteras automáticas tienen sistemas para espumar la leche y así poder preparar un auténtico capuchino, además del expreso.

  • Las más baratas suelen venir con una varilla. Tendrás que medir la leche, espumarla manualmente y luego añadirla al café.
  • Los modelos más caros tienen un tubo de vapor. Automatizan la medición de la leche y el proceso de espumado, aspirando la leche en la máquina con el tubo y dispensando la espuma directamente en la bebida. Muchos de ellos también disponen de función de limpieza automática, lo que ahorra el engorroso (y a veces desagradable) trabajo de limpiar los tubos por los que circula leche.

3. Pantalla táctil en color

Los modelos más modernos de cafeteras con molinillo incluyen pantallas digitales desde las que controlar los ajustes para acelerar el proceso de preparación del café. También permiten seleccionar el tipo de bebida, normalmente desde un amplio menú disponible en la pantalla.

Desde ella también se pueden diagnosticar posibles problemas en la cafetera y recibir instrucciones sobre cómo limpiarla y descalcificarla correctamente. Esta última funcionalidad será útil para asegurarte de que la máquina sigue produciendo cafés sabrosos y no se obstruye con posos, restos de leche o residuos de cal.

4. Guardar preferencias

Los modelos premium de cafeteras automáticas permiten guardar múltiples perfiles de usuario y personalizar sus opciones de café favoritas, de modo que nunca tendrás que recordar a la máquina cómo te gusta el expreso. Esto es especialmente útil para memorizar, por ejemplo, las preferencias de amigos y familiares, pues te ahorrará la molestia de introducir manualmente las órdenes cada vez que te ofrezcas a preparar una ronda de café para todos.

5. Controles inteligentes

Si es posible conectar la máquina a tu smartphone, obtendrás consejos para solucionar problemas y recordatorios para limpiar y descalcificar la cafeteraTambién puedes utilizar algunas aplicaciones para configurar perfiles de usuario que faciliten la búsqueda rápida de tu bebida favorita, sin tener que recorrer un montón de opciones del menú. 

¿Cuánto cuesta una cafetera con molinillo?

De entrada son más caras que otros tipos de máquinas de café. El coste inicial puede oscilar entre unos cientos y varios miles de euros. Por término medio cuestan a partir de 300 de euros.

Lo que es bastante más que las cafeteras expreso manuales para café molido y que las cafeteas de cápsulas de gama media, que se pueden encontrar desde menos de 100 euros, como podemos ver en la guía de compra de cafeteras

¿Merece la pena pagar lo que vale una máquina de café automática?

Depende el uso que le vayas a dar, porque el precio inicial no lo es todo. Las cafeteras de cápsulas, por ejemplo, tienden a ser más caras por bebida, en parte debido al coste continuo de las dosis que hay que comprar. Incluso las cafeteras de cápsulas más baratas podrían ser más caras a largo plazo y no ofrecen todas las funciones adicionales de una máquina automática. 

En cuanto al rendimiento, nuestras pruebas de laboratorio independientes han demostrado que no todas las cafeteras automáticas están a la altura de sus precios elevados. Asegúrate de invertir en la mejor máquina de café automática utilizando nuestro selector de productos.

Comparador de cafeteras 

¿Qué tipos de café puedo utilizar?

Podrás disfrutar de cualquier café. Las dos variedades de café más extendidas para su consumo, que son la Coffea arabica (Arábica) y la Coffea caneophora (Robusta). Las principales diferencias que hay entre ambas especies son las relacionadas con su origen, concentración de cafeína y sabor.

  • Café Arábica. Su sabor puede variar dependiendo de dónde y cómo se cultive; por lo general, a gran altitud en las laderas de América Central y del Sur, Indonesia, África y la India. Tiene un gusto dulce y afrutado, con mayor acidez en comparación con el Robusta. Muchos amantes del café consideran que esta variedad es superior por sus sabores más complejos, lo que se refleja en su mayor precio.
  • Café Robusta. Procede de un arbusto "robusto" que se cultiva a menor altitud y es más resistente a problemas como enfermedades y plagas. Su sabor está menos influenciado por el lugar de cultivo y suele ser menos ácido, con notas más intensas y amaderadas.

La alternativa, usar un molinillo

Si tienes una cafetera manual y no es buen momento para comprar una nueva cafetera automática, no tienes por qué renunciar al placer de beber un café hecho con granos recién molidos. En este caso, puedes comprar un molinillo de café. Los hay de dos tipos y ambos son fáciles de usar:

  • Molinillos manuales. Requieren algo más de esfuerzo que los eléctricos, pero permiten controlar la molienda con mayor precisión, así como preparar solo la cantidad exacta que necesitas.
  • Molinillos eléctricos. Funcionan de forma similar a los tradicionales, pero con un diseño más moderno y un motor que mueve las cuchillas o muelas para sustituir el trabajo que realizas manualmente. Son cómodos y muelen rápidamente grandes cantidades de café. Por ponerles una objeción, son bastante ruidosos.