Noticia

Aspiradores: menos vatios, pero igual de eficaces

31 agosto 2016
Etiqueta energética aspiradores

31 agosto 2016

Dos años después de la implantación de la etiqueta energética en los aspiradores comprobamos que, sin perder eficacia ni prestaciones, su potencia máxima ha bajado considerablemente.  Esto demuestra que tanta potencia no era necesaria y que lo único que producía era un mayor gasto energético y unas facturas más altas.

En septiembre de 2014, se prohibió la fabricación de aspiradores de potencia absorbida superior a 1600 W. El efecto en los productos a la venta ha sido espectacular. Si calculamos la potencia máxima media de los aspiradores analizados por OCU hasta septiembre de 2014, el resultado es de 1770 W. Haciendo el mismo cálculo con los aspiradores analizados a partir de dicho mes del año 2014, la media es de 830 W, es decir, menos de la mitad.

En cuanto a las prestaciones, aunque en un principio los resultados de los primeros aspiradores con etiqueta energética analizados eran sensiblemente peores, en la actualidad son comparables a los de los aparatos que no tenían etiqueta energética y consumían de media más del doble, por lo que se demuestra que tanta potencia no era necesaria, y que lo único que producía era un consumo elevado de energía y un gasto para el bolsillo del usuario. 

En septiembre de 2017 habrá una nueva reducción de la potencia máxima, quedando por debajo de 900 W el límite máximo. Muchos de los aspiradores que están a la venta ya cumplen con dicha condición, como puedes comprobar entre los más de 120 modelos analizados de nuestro:

Comparador de aspiradores


Imprimir Enviar por email