Noticia

Tarjetas de crédito solidarias: ayuda a medias

28 mayo 2013

28 mayo 2013

Si quieres ayudar a los más desfavorecidos colaborando con una ONG, puedes hacerlo mediante una tarjeta de crédito solidaria. Aunque es más efectivo contribuir directamente en la ONG.

No todas las tarjetas de crédito son iguales: unas te cobran comisiones mientras que otras te dan dinero por usarlas. La OCU te ayuda a elegir la que más te conviene según tu perfil de usuario:

Comparador de tarjetas de crédito

Una pequeña parte para el proyecto

Las tarjetas de crédito solidarias permiten realizar las compras habituales y además contribuir a un proyecto solidario de una ONG: cada vez que se utiliza la tarjeta, un pequeño porcentaje del importe de la compra se destina a proyectos solidarios de la ONG con la que esté vinculada la tarjeta. La idea es buena, pues es una forma de colaborar con las entidades sin ánimo de lucro de forma fácil. Sin embargo, en la mayoría de los casos estas tarjetas cobran comisiones de emisión y renovación anual, y además exigen al titular tener una cuenta en la entidad. 

  • Bankia, por ejemplo, tiene tarjetas vinculadas a varias ONG, entre ellas Unicef, Cruz Roja y Manos Unidas. Cada vez que el titular de una de estas tarjetas la utiliza para pagar una compra, Bankia cede a la ONG elegida el 50% del beneficio neto obtenido por el uso. Pero es necesario tener cuenta en Bankia y pagar una comisión de 38 euros al año.
  • Otro ejemplo lo encontramos en la Visa Solidaria de Bankinter: destina el 0,25% del importe de las compras a proyectos de acción social, pero cobra una comisión anual de 20 euros y es imprescindible tener cuenta en Bankinter.
  • Únicamente Visa Aldeas Infantiles es gratuita y no exige abrir una cuenta bancaria: si quieres colaborar en su proyecto solidario, puedes solicitar la tarjeta en cualquier sucursal del Banco Popular.

Mejor donar directamente a la ONG

Teniendo en cuenta estos inconvenientes, nos parece mejor opción donar directamente a la ONG que más te guste, pues recibirá el 100% de tu aportación. Tú también saldrás beneficiado, ya que podrás deducirte la aportación en la declaración de IRPF; en la mayoría de los casos supone el 25% del importe donado.

De esta manera, ya eres libre para elegir la tarjeta de crédito con la que puedes obtener más beneficio: selecciónala utilizando nuestro comparador de tarjetas.


Imprimir Enviar por email