Noticia

Caixabank cobra 2 euros por usar sus cajeros... una comisión desproporcionada

24 abril 2015

24 abril 2015

¿Tienes que sacar dinero del cajero? Pues salvo que seas cliente de Caixabank, más vale que evites sus cajeros, porque te cobran por usarlos una comisión independiente de la que te cobra la entidad emisora de la tarjeta. Para OCU, es una comisión desproporcionada y lo hemos denunciado

Hasta ahora, si sacabas dinero en un cajero que no era de tu misma red, el emisor de la tarjeta te cobraba una comisión. Eso sigue así, pero además, ahora Caixabank (La Caixa) ha modificado sus tarifas y va a empezar a cobrar una comisión de 2 euros por usar sus cajeros automáticos a los titulares de las tarjetas emitidas por otras entidades que no pertenezcan a su grupo bancario.

Esta comisión es diferente e independiente de la establecida por el emisor de la tarjeta, de manera que ambas comisiones se suman: por ejemplo, un usuario de una tarjeta 4B cuyo banco le cobre un 4% por sacar dinero en otra red, decide sacar 100 euros en un cajero de Caixabank (integrado en Servired),  tendrá que pagar una comisión de 4 euros a su entidad, más otros 2 euros a Caixabank.

Los titulares de tarjetas que no cobran comisiones por extraer dinero en cajeros también tendrán que pagar esa comisión si utilizan un cajero de Caixabank.

Una comisión desproporcionada

Es cierto que legalmente las entidades de crédito tienen libertad para establecer sus comisiones, pero tienen que informar debidamente, el cajero deberá mostrar en un mensaje claro y gratuito el coste de la comisión, y ofrecer la posibilidad de desistir de la operación.

  • La legislación en materia de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios establece que tienen que responder a servicios prestados o gastos que efectivamente se hayan producido
  • Además la normativa vigente establece que los gastos repercutidos a los usuarios deben ser adecuados y acordes con los costes efectivamente soportados por el proveedor de servicios de pago. A juicio de OCU, cobrar una comisión de 2 euros por la extracción del cajero es algo claramente desproporcionado que no se corresponde en absoluto con los costes reales. 

En vista de todo ello, OCU ha denunciado a Caixabank ante el Banco de España por cobrar una comisión de 2 euros desde el pasado 24 de marzo. Y la Comisión Europea ya ha pedido aclaraciones a Caixabank.

Lo cierto es que muchas entidades (entre ellas La Caixa) ya tenían en sus tarifas una comisión por utilización de sus cajeros con tarjetas emitidas por otras entidades, sin embargo hasta ahora solo se aplicaba a las tarjetas emitidas por entidades fuera de la zona euro, por ejemplo a turistas japoneses o norteamericanos. Por otro lado, La Caixa está entre las entidades que cobran comisiones más elevadas por otros conceptos, y entre los peor valorados por sus usuarios en las encuestas de satisfacción.

¿Qué puede hacer el usuario?

Si usas un cajero de Caixabank sin ser cliente, te cargarán la comisión de la misma manera que cualquier otra compra realizada con la tarjeta: el cargo aparecerá reflejado tal cual en la cuenta si se trata de una tarjeta de débito, y se sumará al resto de compras si sacas dinero con una tarjeta de crédito (una opción muy poco recomendable, como sabes).

¿Cómo evitarlo? No hay solución: lo único que pueden hacer los usuarios de otras entidades es no usar los cajeros de Caixabank (La Caixa) cuando quieran extraer dinero en efectivo. 

Una novedad preocupante

A juicio de OCU, esta nueva comisión supone un paso más en el imparable aumento de las comisiones que cobran las entidades financieras. Además en este caso parece que La Caixa busca un cambio en el actual modelo de comisiones, que si se generaliza y es adoptado por otros bancos, perjudica a los clientes de los bancos online, que son los que no disponen de redes propias de cajeros y usan los de terceros, ahorrando comisiones a sus clientes.

En cualquier caso, esta novedad pone en entredicho la existencia de la actuales redes de cajeros (Servired, 4B y Euro6000), que carecen de sentido en un modelo en el que cada banco cobra directamente las comisiones por el uso de sus sistemas. 


Imprimir Enviar por email