Consejos

Tarjeta: elige pensando en ahorrar

27 marzo 2015
tarjetazo

27 marzo 2015

Con una tarjeta puedes pagar sin llevar dinero encima. Se han convertido en el medio de pago preferido. Y a día de hoy, todas deberían ofrecer la misma seguridad, por lo que es el coste lo que tiene que determinar tu elección. 

Todas las tarjetas de crédito del mercado ofrecen al consumidor prácticamente lo mismo: la posibilidad de pagar sin necesidad de llevar dinero.

Además ofrecen otras funciones, como extraer dinero en cajeros automáticos o aplazar los pagos (con intereses), pero normalmente estas funciones no son muy aconsejables, pues su coste es elevado y hay alternativas más recomendables.

Busca la más barata

La Ley de Servicios de Pago establece cuales son los límites de responsabilidad de usuario por uso fraudulento, que antes dependían de que cada entidad las incorporase (o no ) en las condiciones generales de las tarjetas: por tanto ahora, en principio, todas las tarjetas gozan de la misma protección.

Así que si efectivamente el grado de seguridad de todas las tarjetas es el mismo, el criterio para elegir una tarjeta debe ser su coste: si todas ofrecen prácticamente lo mismo, no tiene sentido pagar por ellas cuando en el mercado hay tarjetas sin comisiones.

Además:

  • Cada vez son más las tarjetas que no exigen tener una cuenta corriente, ya que permiten domiciliar los pagos en la cuenta corriente habitual.
  • Hay algunas tarjetas que ofrecen ventajas adicionales a sus titulares, como un reembolso de parte de lo gastado, por ejemplo..

Elige según tus necesidades

Por ello la mejor opción es elegir la tarjeta con la que se pueda obtener el máximo rendimiento según el uso que le vayas a dar.

La mejor manera de conocer con exactitud cual la tarjeta que te resultara más interesante en función de tu perfil de consumo es utilizar nuestro selector de tarjetas de crédito: compara las que más te convenzan, selecciona la mejor y empieza a ahorrar.

Comparador de tarjetas 


Imprimir Enviar por email