Noticia

¿Qué pasa si quiebra tu aseguradora?

19 noviembre 2015
Quiebra seguro

19 noviembre 2015

La crisis va dejando cadáveres a su paso. Entre ellos, algunas aseguradoras. ¿Qué ocurre si la compañía que te cubre las espaldas desaparece? ¿Qué pasa con tus pólizas? Te explicamos los 5 pasos a seguir.

Aunque las aseguradoras son bastante acíclicas y resisten mejor que otros sectores los envites de la crisis, hace poco hemos sabido del fin de Cahispa, una compañía de seguros que de hecho empezó a fracasar en los tiempos del boom económico. El Ministerio de Economía acaba de declarar su disolución.

¿Qué hacer si tu aseguradora desaparece? ¿En qué situación se quedan tus pólizas?

  • 1. Te lo dicen: todo empieza cuando te informan de que la aseguradora está en liquidación. Te indicarán los pasos a seguir y hasta cuándo estará vigente tu póliza (en el caso de Cahispa, sus pólizas de vida vencieron el 28 de febrero).
  • 2. No te lo dicen pero te enteras: dicha comunicación puede no llegar nunca (porque tengan mal tu dirección, porque no la envíen...). Si te enteras por otros medios de que tu aseguradora ha quebrado, tienes que pedir información al Consorcio de Compensación de Seguros (Pº Castellan 32, 28046, Madrid; tfno. 91 339 55 00). 

Esta entidad pública se encarga de liquidar a las aseguradoras fallidas e indicar a los asegurados cómo hacer para reclamar el importe de un siniestro.  

  • 3. Contratar otro seguro: desde el momento en que la póliza vence, quedas expuesto. El Consorcio de Compensación asume los daños que pudieran ir a cargo del seguro obligatorio de automóviles, pero el resto de problemas podrían no quedar totalmente cubiertos y tendrías que asumirlos tú. 

Para evitar un riesgo tan grande, tienes que contratar cuanto antes otra póliza. Nuestros comparadores te ayudan a encontrar las mejores pólizas en Seguros del Hogar  y Seguros de Coche

  • 4. Atención a las fechas: la nueva póliza tendrá que empezar a funcionar inmediatamente. Solo si estás dispuesto a correr ciertos riesgos puedes atreverte a ajustar fechas y hacer que entre en vigor a partir de la fecha de vencimiento de la antigua póliza. 
  • 5. Darte de baja si fuese necesario: en caso de que la aseguradora en liquidación no hubiese fijado una fecha de finalización de los contratos anterior al próximo vencimiento de tu póliza, tendrías que comunicarles que quieres darte de baja mediante este modelo.  

Imprimir Enviar por email