Noticia

¿Qué pasa si te quedas sin corredor de seguros?

08 mayo 2013

08 mayo 2013

Si tu agente de seguros o bancaseguros cesa en su actividad, la aseguradora a la que perteneciera está obligada a comunicarte la baja, a asignarte otro agente o a asumir la gestión de la póliza. Pero cuidado, porque si quien cesa es un corredor, debes tomar precauciones.

¿Estás pensando en contratar un seguro? Consulta antes nuestro

Comparador de seguros de hogar

Comparador de seguros de coche

Es posible contratar un seguro directamente en la aseguradora (en persona, por teléfono o web), o gestionar la contratación con un mediador: agentes, corredores y bancaseguros.

En el caso de haberlo hecho con un agente de seguros o bancaseguros y que éste cese en su actividad, la aseguradora a la que estuviera ligado está obligada a comunicar al cliente la baja, a asignar al asegurado otro agente o bien a asumir directamente la gestión de la póliza.

Si quien cesa en su actividad es un corredor, no hay obligación por parte de la aseguradora de comunicar esta circunstancia a los tomadores. A juicio de la OCU, si esta circunstancia fuera conocida por la aseguradora, la ley sí debería exigir a la compañía esa comunicación y las distintas opciones que le ofrecen al cliente para mantener la póliza.

Cómo actuar

  • El pago que se le hace a un corredor en ocasiones no se realiza automáticamente a la compañía, salvo que se haya entregado el recibo de prima de la aseguradora. Si los pagos se le abonan al corredor, el cliente debe ponerse en contacto con la aseguradora para verificar que todo esté en orden, además de comunicar a su banco que no acepte más cargos del corredor. 
  • Si el cliente se encuentra sin cobertura, deberá tratar de reactivar si póliza (si han pasado menos de 6 meses desde el impago) o contratar rápidamente otra.
  • Puede reclamar, al seguro de responsabilidad profesional del corredor, los daños y perjuicios que le hubiera podido causar, además de las primas no entregadas a la aseguradora.
  • El perjudicado también puede intentar recuperar las primas contra las garantías financieras que debe aportar un corredor que las cobra sin emitir los recibos de la aseguradora. Estos datos del antiguo corredor pueden conseguirse en la Dirección General de Seguros.
  • Por último, si la poliza ha seguido en vigor, hay que pedir a la aseguradora que aplique la tarifa de ventanilla.

Si con esto no consigues abaratar tu prima, plantéate cambiar de seguro, contratando más de dos meses antes del siguiente vencimiento, e inmediatamente después avisa a la aseguradora de la intención de anular la póliza.Si la póliza que tienes ya es la Compra Maestra, te interesa mantenerla por la vía más barata.

¿Y si la que quiebra es tu aseguradora? Aunque resisten la crisis mejor que otros sectores, algunas ya han echado el cierre. Te explicamos qué hacer si le ocurre a la tuya.


Imprimir Enviar por email