Noticia

Liberales si ganan, comunistas si pierden

13 marzo 2015
Rescate inmobiliario

13 marzo 2015

Las grandes inmobiliarias que construyeron 8 autopistas de peaje se arrepienten: el negocio ha salido mal y quieren un rescate con 3.000 millones de dinero público. Cuando se lo rechazan, se les ocurre algo peor: que las autovías pasen a ser de pago. Sea como sea, quieren hacer caja a tu costa. 

Al principio parecía una idea genial: construir 710 kilómetros de autopistas para conseguir jugosos beneficios con los peajes. 

Hasta que la recesión hundió los planes de constructoras como Ferrovial, Sacyr o ACS y bancos como Unicaja y Bankia. 

Podían haber apechugado como hacen los españoles que no llegan a fin de mes. O como haces tú cuando te vienen mal dadas. Pero ellos no son como tú. 

Ellos consiguen que el presidente de la patronal (CEOE) escriba una carta a Rajoy en la que exige que una empresa pública rescate a las ruinosas autopistas. 

Las concesionarias que gestionan estas 8 autopistas de peaje están en concurso de acreedores. La propuesta de la CEOE implica que el Estado desembolse entre 3.000 y 4.000 millones de euros.

Sigue siendo una idea genial: quedarme con los ingentes beneficios si las cosas van bien... y que me rescate el Estado si todo se tuerce.  

Otra ocurrencia nefasta: autovías de pago 

Pero el Gobierno no cedió y el rescate no ha llegado (de momento). ¿Cómo reaccionan los constructores? Con otro chantaje.

La patronal de concesionarias de infraestructuras (SEOPAN) ha solicitado que todas las autovías de España pasen a ser de pago. 

Es decir: ya que no pueden cobrarle al consumidor vía impuestos (que es de donde saldría el hipotético rescate), quieren cobrártelo cada vez que conduzcas por una autovía. 

Esta idea resulta genial para ellos (calculan recaudar unos 6.000 millones cada año) y, de nuevo, nefasta para ti. 


Imprimir Enviar por email