Noticia

Vida tras la jubilación

04 enero 2017
jubilado

04 enero 2017
Muchos sueñan con jubilarse: dejar de trabajar, disfrutar de tiempo libre... pero ¿se están preparando para ese momento? ¿cómo afecta el cambio de condiciones? Una encuesta a personas entre 60 y 79 años nos permite saber de primera mano a qué se enfrentan los pensionistas españoles y cómo afrontan vivir con unos ingresos un 26% menores.

Jubilados a los 62

OCU ha preguntado a casi 1.600 pensionistas españoles de entre 60 y 79 años, una muestra representativa de esta población, sobre cuándo y cómo se jubilaron. Son distintas las opciones:

  • Prejubilación o jubilación anticipada involuntaria, como máximo 4 años antes de la edad ordinaria, y por causas ajenas a la voluntad del trabajador. Es preciso tener 33 años cotizados y llevar al menos 6 meses inscrito como demandante en oficina de empleo.
  • Jubilación anticipada voluntaria, esto se puede hacer si faltan como máximo dos años para cumplir la edad de jubilación y siempre que lleve 35 años cotizados
  • Cumplir la edad reglamentaria para jubilarse.
  • Jubilarse más tarde

Entre nuestros encuestados la opción de jubilación anticipada voluntaria ha sido la más habitual, pero hay grandes diferencias entre quienes trabajan en el sector público y el privado.

jubilarse

La edad a la que la mayoría de los encuestados se ha jubilado es a los 62 años… pero comprobamos gracias a esta encuesta que la edad media real de jubilación ha subido paulatinamente en los últimos 20 años: de los 60,5 años de media de quienes se jubilaron entre 1995-99 se ha pasado a los 63,4 de quienes lo hicieron en los dos últimos años.

Ingresan un 26% menos

Entre los objetivos de nuestra encuesta estaba también conocer cuáles son las condiciones en que se accede a la jubilación en nuestro país, básicamente econñomicas, y como afecta el cambio de situación laboral a su calidad de vida. El descenso de ingresos es una las principales consecuencias de la jubilación.

pensión

  • Según los datos de la encuesta de OCU, jubilarse supone perder un 26% de los ingresos, ya que se pasa de un salario medio de 1.800 euros, a una pensión de 1.320 euros.
  • La pérdida de ingresos es más acusada en el sector privado.
  • Los que se han jubilado recientemente, los que tenían mayores sueldos y los profesionales liberales han sufrido las mayores mermas de ingresos.
  • Hay grandes diferencias entre regiones: mientras que en Andalucía, Madrid y País Vasco la pensión media (siempre según la encuesta) es de 1.500 euros, en Murcia apenas supera los 900 euros.

¿Completan la pensión?

Aunque uno de cada cuatro jubilados indica que su pensión es la única fuente de ingresos del hogar, hay muchos otros que redondean su pensión con algún extra. Esas fuentes de ingresos suelen ser la pensión de la pareja (55%), rentas procedentes de inversiones/ahorro (depósitos, acciones, bonos) en un 26% de los casos, planes de pensiones privados (18%) o el alquiler de inmuebles (18%). El trabajo o los ingresos de otras personas que viven con él también es una fuente de dinero adicional. Solo el 4% de los encuestados dicen que tienen algún trabajo remunerado que les ayuda a completar su pensión.

Aun así, la merma de ingresos es una realidad evidente.

El 12% indica que no tiene suficiente para vivir con dignidad. Ese porcentaje sube al 23% entre los que solo viven de su pensión.  Tener familiares a cargo, en especial si están enfermos, es una de las causas de estas estrecheces económicas.

Conviene preparar la jubilación

Esta es la situación de los que se han jubilado en los últimos años, pero todo parece apuntar a que los que se jubilen a partir de ahora lo tendrán aún más complicado. ¿Nos estamos preparando para ese momento? Deberíamos, porque de algunas decisiones que se toman durante la vida laboral depende luego el bienestar durante la jubilación: un 65% de los encuestados se arrepienten de no haber hecho algo para mejorarla.

decisiones

Un cambio de vida

La llegada de la jubilación es un cambio en todos los sentidos, supone disponer de mucho más tiempo, sí, pero también de menos recursos. Esto afecta, y mucho, a la calidad de vida a partir de ese momento. Los jubilados con ingresos más bajos indican que su calidad de vida ha empeorado tras la jubilación. Además de que la salud se haya podido resentir, también es cierto que el ajuste en la economía ha obligado a muchos pensionistas a hacer ajustes en su forma de vida, renunciando a "lujos" como la ayuda doméstica, compras, hacer viajes, salidas de ocio...

En contrapartida, 

  • El 58% declara pasar más tiempo con la familia
  • El 51% realiza más actividades culturales
  • El 35% hace más deporte después de jubilarse (y un 66% declara que camina más)
  • El 33% se dedica más a un hobby

Quizá aún está lejos tu jubilación... pero conviene pensar en ella.


Imprimir Enviar por email