Noticia

El Museo de los Horrores de las cláusulas abusivas

20 noviembre 2014
Cláusulas abusivas

20 noviembre 2014

Están muertas pero aún no lo saben. Son cláusulas abusivas que te endilgan en contratos. Son ilegales y su destino es quedar relegadas a un grotesco museo de pesadillas para el consumidor. Entre todos los consumidores debemos ir cavando su tumba. 

1. La cláusula suelo

El horror español por antonomasia. Si la economía va bien (y sube el Euribor) sube lo que pagas por tu hipoteca. Pero si la economía va mal (y baja el Euribor) no baja lo que pagas por tu hipoteca. 

En la práctica es un comodín para los bancos y una condena para los consumidores, estrellados contra el suelo de una hipoteca ciega que no entiende la dramática situación en la que se encuentran cientos de miles de familias.  

OCU está protagonizando la lucha contra las cláusulas suelo. La victoria está cerca. 

2. Permanencias desproporcionadas

Un invento ingenioso de los operadores telefónicos. La penalización por romper la permanencia aumenta a medida que pasa el tiempo. 

Es decir: menos tiempo te queda para ser libre = más penalización pagas si decides irte. 

Pretenden que te salga más caro marcharte cuando te queda 1 día de permanencia que cuando te queda 1 año. Va contra toda lógica y por eso a Telefónica ya la han multado con casi 26 millones de euros.

Es una buena noticia, pero queremos más sanciones y más duras. La lucha de OCU contra las permanencias abusivas no se va a parar.   

3. Cobrarte por la gasolina al alquilar un coche

Esta cláusula abunda entre las compañías de alquiler como toda una plaga.  

Contratas un alquiler por Internet y en todo momento aparece clarísima la cifra a pagar: 10 euros por día. La sorpresa llega al recoger el coche: te piden 80 euros por el depósito lleno de gasolina. O lo tomas o lo dejas (y te quedas sin coche y sin plan). 

OCU ha conseguido que algunas compañías rectifiquen y seguimos presionando para que este abuso pase a ser parte de la historia negra de España. 

4. Penalización por criticar a un hotel

Ridícula, exótica y con los días contados debido a su evidente ilegalidad. 

Este hotel inglés ha sido el pionero al cobrar un cargo extra (¡de 125 euros!) a los clientes que publicaban críticas negativas en portales como Booking o TripAdvisor. 


Imprimir Enviar por email