Noticia

Pagos en efectivo limitados a 1.000 euros

Nuevos límites ya en vigor

Se acabó el pagar elevadas cantidades en efectivo por un servicio o un producto: desde el 11 de julio el límite aplicable a las transacciones entre consumidores y profesionales es de 1000 euros.

05 agosto 2021
euros

A finales de 2012 se prohibieron los pagos en efectivo de operaciones por un importe igual o superior a 2.500 euros, con la única excepción de los pagos entre particulares y los realizados en entidades financieras.

Nuevos límites desde julio de 2021

Desde el día 11 de julio de 2021 ese límite se ha rebajado aún más, fijándose en los 1.000 euros. Por tanto, desde esa fecha, cualquier pago de un consumidor a un empresario o profesional que sea superior a 1.000 euros debe hacerse por otros medios (como transferencia o tarjeta…), que permitan identificar el pago.

Respeta las normas

  • El límite es por operación, lo que significa que, si la factura de la operación completa supera el límite, aunque se fraccione el pago, no podrá pagar nada en efectivo. Por ejemplo, si la factura asciende a 1.500 euros, no puede pagar 500 euros en efectivo y el resto de otra manera, se toma como referencia el importe total de la transacción.
  • La ley asimila al efectivo los pagos realizados por medios que no permitan acreditar la identidad, como el oro, cheques de viaje o cheques al portador.
  • Este límite se aplica aunque los pagos se refieran a operaciones concertadas con anterioridad a la entrada en vigor de la ley.

Te pueden sancionar

El incumplimiento de este límite se sanciona con una multa del 25% del importe abonado.

La sanción es solidaria, y responderán de ella tanto el pagador como el receptor del dinero, y Hacienda podrá exigírsela tanto uno como al otro.

Hacienda establece que quedará exento de responsabilidad aquel que denuncie el incumplimiento de la ley dentro de los tres meses siguientes al pago: tenlo en cuenta, porque si pagas a un empresario o profesional una cantidad superior a 1.000 euros, y ese prestador del servicio decide denunciarte, Hacienda sólo le exigirá la multa a usted y a él nada porque al primero que presenta la denuncia se le exime de responsabilidad.

Pide siempre factura

Uno de los motivos más frecuentes por los que algunos consumidores abonan cantidades en efectivo y sin factura es la posibilidad de ahorrarse el IVA. Sin embargo desde OCU siempre hemos advertido del peligro de esta práctica, ya que, además de incumplir las normas, en caso de problemas, el consumidor se quedará indefenso al no poder presentar una factura con la que pueda justificar su reclamación.

Por tanto, nuestras recomendaciones son:

  • Pide siempre la factura, uses el medio de pago que utilices.
  • No pagues en efectivo si el importe total es superior a 1.000 euros.
  • Si algún empresario o profesional te exige cobrar en efectivo por importes superiores, denúncialo ante la Agencia Tributaria

¿Cómo puedes pagar?

Puedes pagar por transferencia. Infórmate del coste que tienen en tu entidad. Hay muchas que no cobran comisiones a los clientes con nómina domiciliada (aunque esa exención se suele limitar a las transferencias online). Si tu banco te cobra comisiones, busca otra que te convenga más

Consulta el comparador de cuentas

También puedes recurrir a la tarjeta. Si tu tarjeta tiene un límite suficiente, puedes usarla para pagos superiores a 1.000 euros: es la opción más comoda. Si la tarjeta de tu banco es cara recuerda que en el mercado hay tarjetas sin comisiones y que permiten domiciliar los pagos en cualquier cuenta corriente del usuario.

Consulta el comparador de tarjetas

Los recibos periódicos o impuestos, es preferible domiciliarlos a través del banco.