Informe

La garantía en la compra de productos

17 diciembre 2013
firmar

17 diciembre 2013

Garantía de los productos comprados en España: te explicamos cómo funciona la garantía, que en general es de dos años, de los casos especiales y qué hacer sí el producto es defectuoso. OCU te ayuda a hacer valer la garantía.

Garantía: en general, dos años

Para reclamar y hacer valer la garantía, el consumidor puede dirigirse tanto al vendedor como al fabricante del producto.

  • La ley establece un plazo general de 2 años de garantía desde la compra.
  • Si el defecto sale a la luz durante los primeros 6 meses desde la entrega del bien, se presume que es un defecto de origen, el consumidor no deberá probar nada para conseguir que se aplique la garantía
  • Si el problema se manifiesta pasados esos 6 meses, el fabricante o el vendedor pueden exigir al consumidor que demuestre que el fallo existía de origen. Aplicar la garantía puede resultarle así difícil, pues necesitará informes periciales.

¿Sabes a qué tienes derecho en periodo de garantía?

En teoría, las cosas están claras. La garantía protege al consumidor de los defectos de fábrica, problemas prematuros en un producto o desajustes respecto a lo prometido, y obliga al vendedor a subsanar esos fallos, sin que esa solución suponga coste o molestias para el consumidor. En la práctica, las cosas no son así, y  a diario los consumidores sufren una aplicación ventajista de la ley por parte de los comerciantes. Las quejas en la Asesoría de OCU o a través de Reclamar ponen de manifiesto este problema.

Cuando la garantía se acorta o se alarga

  • En los productos de segunda mano, el plazo se reduce: la garantía es de 6 meses, si compras el bien usado a un particular, o de 1 año como mínimo, a un establecimiento.
  • Algunos fabricantes ofrecen una garantía comercial que mejora o amplía la garantía legal.
  • En el caso de una vivienda, la garantía puede durar hasta los 10 años en caso de vicios o defectos que afecten a la cimentación, soportes, vigas, forjados, muros de carga o elementos estructurales. Y hay hasta 3 años de garantía para defectos de los elementos.

¿A qué da derecho la garantía?

Si un producto en periodo de garantía es defectuoso, el consumidor puede

  • Reparar el producto.
  • Sustituir el producto por otro nuevo (no se sustituyen los bienes que se consumen con el uso ni los de segunda mano).
  • Pedir una reducción del precio del producto.
  • Resolver el contrato.

En principio, el consumidor puede elegir si prefiere que el producto en garantía le sea reparado o cambiado por uno nuevo, pero el fabricante puede alegar que una de las formas le parece desproporcionada y elegir la que él convenga… siempre que el consumidor esté de acuerdo. Cuando no sea posible o razonable sustituir el producto en garantía por uno nuevo o si el plazo de tiempo es exagerado… el consumidor podrá pedir una reducción del precio o resolver el contrato. En cualquier caso:

  • Tanto la reparación como el cambio deben ser totalmente gratuitos para el consumidor,
  • Durante el tiempo que esté sin el producto mientras lo cambian o lo reparan el plazo de la garantía se suspende,
  • Tanto el producto reparado como el nuevo cuentan como mínimo con 6 meses de garantía, aunque quedase menos tiempo para que cumpliese la garantía original.

Consejos para hacer valer la garantía

  • Cuando compres un producto, repasa los documentos de garantía. Si no hay (sólo es obligatorio incluir las garantías comerciales que amplíen la garantía legal), se aplica la ley.
  • A veces los establecimientos ofrecen unas garantías comerciales que pueden completar las del fabricante, pero nunca sustituirlo.
  • Conserva los documentos. Si no tienes, basta el justificante de la compra (tique o factura). Estos productos son la prueba de la compra y su fecha marca el inicio de la garantía
  • La ley obliga a dar un justificante del depósito del producto en garantía, lo que amplía significativamente los derechos del consumidor.
  • Si compras un bien de segunda mano cuya la garantía legal esté vigente, pide al vendedor que te dé documento, o la factura o tique.
  • En la medida de lo posible, compra en establecimientos que permitan la devolución del producto o del dinero.
  • En el caso de aparatos electrónicos, que frecuentemente limitan el plazo de garantía a un año, solicita la reparación o la sustitución y, si no se realiza, denúncialo en las hojas de reclamación.
  • Si el establecimiento de venta ha cerrado, dirígete al fabricante o productor del bien.