Noticia

Cosas que no queremos que te pasen con la garantía

14 mayo 2015
maleta

14 mayo 2015

Muchos vendedores y fabricantes intentan hacerte un lío con la garantía. Todos conocemos casos sangrantes: en OCU nos movilizamos para que esos abusos a los derechos del consumidor sean historia. Estas son cosas que no queremos que te pasen. ¿Tienes problemas? Garantízate: consúltanos

1. El caso Apple: adiós a las restricciones unilaterales

OCU y otras 10 organizaciones de consumidores europeas denunicaron a Apple, que se saltaba la Ley al ofrecer 1 año de garantía para sus productos, en lugar de los 2 obligatorios. Apple trata de vender a sus clientes una engañosa "extensión" de garantía llamada Apple Care Protection Plan: en la práctica supone cobrar por algo que los consumidores tienen por derecho. La denuncia dio resultado, y Apple fue multada.

Pero no es la única gran empresa de informática que intenta restringir la garantía de los bienes: Toshiba, ACER, HP, también intentar pasar por alto la normativa europea.

  • No te creas lo que te cuentan: la garantía legal en la Unión Europea es de 2 años.

2. El caso Sony con #MiXperiaRoto: deben responder

La pantalla de los móviles Sony Xperia se rompen espontáneamente y el fabricante se niega a admitirlo. Ha pasado en España, pero también en Holanda. Son cientos de afectados los que han acudido a OCU al ver que la pantalla de su móvil se rompía así, sin más. Sony cobra 200 euros por arreglársela. Pero como  el teléfono está en garantía (2 años desde el momento de su compra) Sony tiene que solucionar el problema sin cobrar un solo euro. Meses de lucha y de presión de los consumidores para llegar a la solución.

  • Intentan desentenderse, pero la presión de los consumidores da resultados.

3. Que te líen entre garantía legal y comercial

Por ley tienes derecho a 2 años de garantía, y eso no te lo quita nadie. Pero a menudo te ofrecen también una garantía comercial adicional. Nada que objetar, ésta sería solo un complemento de aquélla, y en ningún momento la sustituiría. En la práctica, la forma de expresar ambas suele ser estudidamente ambigua, e induce a confusión al consumidor. A día de hoy, la mayoría de esas garantias comerciales replican la legal (así sucede con Microsoft, Motororla o Candy/Hoover, sin ir más lejos). Hay algunos que amplían el plazo de garantía (LG lo hace para algunos componentes, o Philips para los monitores).

  • La garantía comercial no sustituye la legal... 

4. Que pagues por la letra pequeña de las garantías adicionales

Muchas garantías comerciales no son más que un gancho para retener al cliente en los servicios técnicos del fabricante: léete bien el contrato, porque haciendo uso de las garantías comerciales se aceptan exclusiones que en algunos casos suponen restringir los derechos que el consumidor podría tener haciendo uso de la garantía legal: por ejemplo, limitan el ejercicio de la garantía al comprador original del producto, o imponen un procedimiento determinado para la reparación. Eso le paso a nuestro socio J., que adquirió un Seat Altea con una garantía extra de 4 años. Cuando el coche tenía 2 años y 10 meses de antigüedad se estropeó un componente electrónico y J. fue a un taller de Seat. Seat, a través de su aseguradora, indicó que para la aplicación de la garantía comercial Service Plus de 4 años era indispensable que el vehículo hubiera pasado las revisiones anteriores en talleres oficiales, lo que no era el caso.  

  • ... pero, atento, porque en la práctica a veces restringe tus derechos.

5. Que te cuelen que consumibles y accesorios tienen menos garantía

Es habitual encontrar indicaciones contradictorias en las garantías comerciales que vienen con los dispositivos electrónicos, en las que se señala que las piezas consumibles y accesorios tienen una cobertura inferior a la que marca la normativa en Europa, que es de 24 meses en todos los casos. Los productos vendidos en la UE no tendrían que señalar nunca que la garantía es inferior a la que marcan sus leyes, independientemente de dónde se hayan fabricado. Puede llevar a confusión al consumidor sobre sus derechos y propiciar conflictos con servicios técnicos desaprensivos.

  • La ley es clara: en la UE estos productos tienen 2 años de garantía.

6. Que te hagan pagar gastos de envío o desplazamiento

Por Ley, el consumidor no tiene por qué correr con los gastos de envío... y tampoco debería pagar los gastos de desplazamiento. Algunos fabricantes indican que el comprador debe hacerse cargo de los gastos que origine el envío del aparato que haya que reparar al servicio técnico. Este cobro es contrario a la ley, que menciona explícitamente que las piezas, la mano de obra y los gastos de envío serán gratuitos para el consumidor. En cambio, no se refiere de forma directa a los desplazamientos del personal técnico, con lo que deja un resquicio para cobrarlos sin incurrir en ilegalidad. Sin embargo, no cabe duda de que las marcas que actúan de este modo están alterando el espíritu de la ley. En nuestra reciente prueba, por ejemplo, Motorola y Acer indican que el consumidor debe pagar los gastos del envío que está en garantía.

  • Ninguna norma interna de un fabricante debe prevalecer sobre la ley.

7. Que te dejen empantanado

Cualquier reparación tiene una garantía mínima legal de 3 meses. Exige que lo mencionen en el presupuesto. Es habitual que tras haberte hecho el arreglo, se desentiendan. 

  • Las reparaciones en talleres o las obras en casa tienen garantía. 

8. Que te mareen con reparaciones sin fin (y sin éxito)...

Puede que te sientas reflejado en el caso de uno de nuestros socios: tras comprar una tableta en Redcoon, en un mes se le estropeó. La enviaron al servicio técnico y un mes después se la devolvieron supuestamente reparada. Pasados cuatro días la tableta volvió a dar el mismo fallo. Dijeron que de nuevo la repararían... la devolvieron dos meses más tarde y ni siquiera se encendía. Al final, tras 3 meses sin su tableta, pidió la devolución del dinero y todavía pretendían repararla de nuevo.

  • La elección de cambio o reparación, en principio del consumidor, en la práctica queda a expensas de la voluntad del comerciante o fabricante. Y pasan casos como este: no debería ser así,

Ayúdanos a cambiar las cosas: nos movilizamos para garantizar las garantías 

Si quieres, plantea allí tu consulta: un abogado te podrá orientar sobre garantías.


Imprimir Enviar por email