Informe

¿Chollo o publicidad engañosa?

15 mayo 2018
Publicidad engañosa

15 mayo 2018

La publicidad engañosa es considerada ilícita y desleal ya que en la mayoría de los casos distorsiona el comportamiento económico del consumidor. Pero, ¿cuándo nos encontramos ante un supuesto de publicidad engañosa? Te contamos 10 ejemplos de prácticas comerciales desleales y las claves para actuar en estos casos: ante la duda, reclama

¿Cómo reclamar en estos casos?

Si creemos que nos encontramos ante un acto de publicidad engañosa es fundamental:

  • No dejarse llevar por la publicidad e informarse antes de comprar en sitios especializados de confianza o incluso con profesionales que puedan asesorarnos sobre si un producto de tales características puede cumplir lo prometido.
  • Si para ofrecerte el producto tienes que acudir a alguna charla fuera de tu domicilio, intenta acudir acompañado. Es más difícil persuadir a dos que a uno.
  • Conservar la publicidad, pues es la prueba clave. Cuando veas una oferta publicitaria en internet que te interese y efectúes una compra del producto, es recomendable realizar una impresión de la publicidad (lo coloquialmente conocido como “pantallazo”) y conservarlo por si hay que reclamar.
  • Siempre que sea posible, realiza una reclamación previa en el establecimiento. Puedes solicitar allí la hoja de reclamaciones o dejar constancia por escrito de la disconformidad con el producto o servicio. Además, recordamos que si la compra se ha realizado por un medio a distancia (teléfono, internet, etc) o fuera de un establecimiento mercantil (un hotel) tienes catorce días naturales para anular la compra sin alegar motivo alguno desde la firma del contrato o desde la entrega del producto. El vendedor o prestador del servicio deberá poner a tu disposición el formulario para desistir del contrato y los medios para llevarlo a cabo (carta, email, etc...). En caso de que incumpla esta obligación deberás efectuar el desistimiento. Esto deberás hacerlo de forma que dejes constancia de la recepción (carta con acuse de recibe, burofax con acuse de recibo…). En este caso, el plazo para desistir se ampliará de 14 días a 12 meses desde la finalización del plazo de desistimiento inicial de 14 días.
  • Presenta una reclamación en la oficina de consumo de tu ayuntamiento o servicios de consumo autonómico (que pueden iniciar un expediente administrativo sancionador contra la empresa), o bien a través de nuestra plataforma reclamar