Consejos

5 normas para que tu portabebés sea seguro

19 mayo 2014
Portabebés

19 mayo 2014

La moda neonatal vuelve a los orígenes y rescata todo tipo de cabestrillos, sacos, mei-tai y fulares para llevar de paseo a tu bebé. Pero estas fórmulas entrañan riesgos para los lactantes si no se siguen una serie de consejos esenciales.

Cuando parecía que las modernas mochilas habían tomado el poder definitivamente, el mercado empezó a saturarse de diferentes inventos para llevar "colgado" a tu bebé. El fular elástico, la bandolera, el mei-tai (rectángulo de tela que puede anudarse de diferentes formas)...

Al usar estos cabestrillos hay que respetar unas normas, ya que pueden provocar asfixia en menores de 4 meses, niños prematuros o bebés acatarrados.

Estos consejos han sido extraídos de la guía de la Asociación Española de Pediatría:

  • 1. Según su peso y edad. A medida que el niño crezca muchos de estos sistemas serán insuficientes para sostenerlo cómodamente.
  • 2. Revisar antes de usar. Cada vez que te lo pongas comprueba el estado de la tela, las costuras, los broches y las cremalleras.
  • 3. Nunca en el coche ni en situaciones de riesgo. Estos cabestrillos no deben usarse jamás cuando vayamos en un vehículo (coche, bici, bus, metro, tren...). Tampoco al patinar, al cocinar cerca de un fuego... 
  • 4. Cara siempre visible y barbilla hacia arriba. Hay que evitar que el rostro del niño quede apoyado contra el cuerpo del adulto. Procura que la barbilla del bebé no toque su pecho (riesgo de asfixia).
  • 5. Vigilancia constante. Tendremos que echar un ojo cada poco rato para comprobar que el bebé respira libremente.

 


Imprimir Enviar por email