Noticia

Renault Zoe, 100% eléctrico pero nada barato

19 abril 2013

19 abril 2013

El Zoe es un pequeño automóvil 100% eléctrico que destaca por su confort y seguridad, pero que tiene como pega su alto precio, autonomía y mantenimiento. Renault lo oferta desde 21.250 euros, y hay que sumar el alquiler de las baterías y la compra de un adaptador.

Si vas a comprarte un coche y quieres saber qué modelos son los más fiables, accede a nuestra Calculadora de Fiabilidad de Automóviles.

 

Con la llegada del Zoe, Renault apuesta por un pequeño vehículo de algo más de 4 metros, 100% eléctrico, que destaca por su confort y seguridad, pero que tiene como pega su alto precio: desde 21.250 euros.

A su precio elevado hay que sumar el alquiler de las baterías, que cuestan 79 euros al mes durante 3 años y nos dan una autonomía de 12.500 kilómetros anuales, aunque se deben descontar las ayudas del Gobierno, que en estos momentos están en estudio.

La disposición de las baterías en este modelo es muy ingeniosa, situándose debajo de los asientos para no robar espacio de carga. En cuanto al tiempo de recarga, depende de cómo se realice, variando entre 30 minutos y 9 horas, según se cargue en tomas de corriente trifásicas o monofásicas. Para poder cargar el coche en casa es necesario adquirir un dispositivo llamado Wallbox, que cuesta unos 1.000 euros.

El motor eléctrico del ZOE le proporciona una potencia de 88 cv, una velocidad máxima de 135 km/hora y una aceleración aceptable: 100 km/hora en 13,5 segundos. En cuanto a su autonomía, la anunciada es de 210 kilómetros, muy poco para poder hacer viajes con tranquilidad pero suficiente para un uso urbano.

Confort y habitabilidad

El Zoe está basado en la plataforma del nuevo Clio. Dispone de una dirección precisa y fácil de usar. En cuanto al maletero, tiene una capacidad amplia dentro de su categoría: 338 litros y 1.225 con los asientos traseros abatidos abatidos.

En cuanto a su equipamiento, dispone de serie de un dispositivo multimedia llamado R-Link, que engloba navegador, radio, aplicaciones o acceso a Internet. El climatizador, eléctrico con bomba de calor, también lo monta de serie.

Seguridad

El ZOE obtuvo 5 estrellas en las pruebas de seguridad EuroNCAP. Entre sus dispositivos de seguridad, destacan el control de estabilidad, regulador y limitador de velocidad, asistencia al arranque en cuestas, o el dispositivo de sonido exterior que alerta a los peatones de la llegada del vehículo.

Nos parece demasiado costoso

Pese a su motor eléctrico y completo equipamiento el Renault Zoe nos parece demasiado caro comparado con el modelo equivalente de combustión interna, tanto a la hora de comprarlo como al mantenerlo. Un Clío de gasolina está a la venta desde 15.000 euros, 6.000 euros menos que el Zoe más básico.

El consumo homologado del ZOE es de unos 15 kWh/100 km; es decir, el gasto mensual recorriendo 12.500 km al año es de algo menos de 30 euros en electricidad, a lo que hay que añadir el alquiler de las baterías: unos 80 euros. Por su parte, un Clio de 90 CV de gasolina tiene un consumo homologado de 4,5 litros a los 100. Aunque el consumo real sea superior al homologado, el gasto mensual rondará los 110 euros, lo mismo que con el coche eléctrico, pero pudiendo realizar viajes largos sin problemas de autonomía y repostando en muchos más sitios que un coche eléctrico.


Imprimir Enviar por email