Noticia

Atención a tu coche durante el confinamiento

23 abril 2020
mantenimiento del coche durante el confinamiento

El tiempo en el que debido al coronavirus estamos confinados se va alargando. Si no tienes que usar el coche para hacer la compra ni desplazarte a trabajar y lo tienes completamente parado, lo puede acusar. Con unas pequeñas precauciones, se mantendrá perfecto.

Para mantenernos físicamente activos en tiempos de coronavirus, las personas tenemos que movernos un poco dentro de casa. Hay quien anda todos los metros que su vivienda le permite recorrer y quien ha convertido el cuarto de estar en una sala de fitness. Todas las iniciativas son bienvenidas para que las articulaciones no se nos queden anquilosadas ni los músculos atrofiados, además de mejorar así nuestro bienestar emocional.

El coche no necesita tantos cuidados, pero estar parado durante mucho tiempo no le beneficia. Si le prestas ahora una mínima atención, te lo agradecerá cuando puedas volver a usarlo.  

Pocos motivos para conducir

La mayoría de la gente tiene su coche aparcado en el mismo sitio donde lo dejó cuando se declaró el estado de alarma, ya que mientras dure este estado no está permitido ir en coche más que en unas situaciones concretas:

1. Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad (incluido comprar el periódico y acudir al estanco).

2. Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

3. Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar la prestación laboral, profesional o empresarial.

4. Retorno al lugar de residencia habitual.

5. Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

6. Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.

7. Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

Si por alguno de estos motivos vas a utilizar el coche, recuerda mantenerlo bien limpio y desinfectado cada vez que lo uses.

En caso de que cojas el coche por otra causa que no esté justificada, te expones a que te detengan en un control de tráfico y te pongan una multa. Infórmate en la DGT.

Cuida la batería y los neumáticos

Aunque tengas el coche al resguardo en el garaje o esté aparcado en la calle y lo veas desde la ventana, acércate a él aprovechando alguna de las salidas permitidas que tengas que hacer y dedícale unos pocos minutos. Le sentará bien un poco de atención.

Batería cargada

Para evitar que la batería se descargue, te aconsejamos que desconectes el borne negativo y lo dejes protegido con cinta aislante. Importante: antes de proceder a la desconexión, revisa el manual de instrucciones para ver lo que aconseja el fabricante del vehículo. Muchos coches, sobre todo los más nuevos, podrían dar problemas y quedar bloqueados.

Otra opción es arrancar el coche periódicamente, siempre que puedas hacerlo. No lo hagas en un lugar con poca o nula ventilación, como un garaje cerrado, puesto que las emisiones de los gases de escape son tóxicas y podrían provocar la muerte.

Neumáticos en forma

Es aconsejable que los neumáticos no apoyen en la misma superficie por períodos muy largos de tiempo. Por ello, mover el coche unos centímetros hacia adelante o atrás puede ser una buena idea. También sería ideal que tuvieran la presión correcta, pero en estos momentos es más difícil de conseguir.

Cuando se permita volver a circular, habrá que tomar todas las precauciones. La primera tarea será revisar la presión de los neumáticos. Habrá que circular de manera suave los primeros kilómetros, prestando mucha atención a posibles avisos de testigos de fallo del vehículo, frenos… 

Esperemos que pronto llegue el momento de recuperar la normalidad. Hasta entonces, recuerda: #Quedateencasa.

Informaciones sobre coronavirus

Comunidad

Movilidad

Conversaciones relacionadas