Noticia

OCU pide que se siga investigando el brote de botulismo

06 julio 2016
Botulismo

06 julio 2016

Se han retirado ya del mercado todos los lotes sospechosos de estar afectados por un brote de botulismo. Pero hay consumidores que aún pueden tener alguno si lo compraron antes de detectarse, y debe comprobarse. Desde OCU pedimos que se siga investigando para evitar casos similares.

OCU lleva días informando de la aparición de un brote de botulismo, propiciado por una partida de alubias blancas cocidas que contenía su toxina, una de las más potentes que existen, hasta el punto de que puede incluso causar la muerte.

Fue la Agencia de salud pública de Cataluña (ASPCAT) quien detectó el brote, que hasta el momento ha afectado a dos personas en Girona, por lo que se ha abierto una investigación que sigue su curso.

Tras identificarse los lotes sospechosos de contener la toxina botulímica y descartarse que estuviera también en un bacalao desmigado, como se sospechó inicialmente, a día de hoy todos esos lotes han sido retirados de los comercios.

Ojo a tu despensa

Eso sí, puede que quienes adquirieran estas alubias antes de que se detectara el brote, aún tengan en casa algún contaminado con la toxina. De hecho, la Consejería de Salud de Baleares ha advertido de que, aunque ha retirado más de 7.000 botes sospechosos de contener la toxina, aún hay 489 botes de alubias que la contienen en manos de los consumidores, y ha hecho un llamamiento para que no se consuman.

Comprueba los lotes afectados

Si tienes en casa un bote de alubias blancas de las marcas afectadas, comprueba si pertenece a alguno de los lotes afectados y, si es así, llévalo a la tienda donde lo compraste para que te reintegren lo pagado y que las alubias en mal estado sean desechadas adecuadamente.

Las alubias contaminadas no huelen mal y no tienen signos externos de estar estropeadas. Pero no deben consumirse en ningún caso.

Exigimos más control

En OCU consideramos que es necesario mejorar en los sistemas de información y la rapidez en la coordinación de soluciones para atajar las alertas alimentarias.

La AECOSAN no hizo pública la información sobre este grave asunto a todos los consumidores, y para OCU,cuanto más rápido fluya la información a los consumidores, mejores soluciones se podrán dar y más protección habrá.

Queremos que se siga investigando este asunto y se hagan públicas con celeridad las conclusiones a las que se llegue tras la investigación, para evitar casos similares en el futuro.



Imprimir Enviar por email