Noticia

Tus defensas no necesitan desayunar Actimel

28 enero 2014

28 enero 2014

Actimel es uno de los productos estrella de Danone. Un ejemplo más de cómo crear una necesidad inexistente y cómo dar por ciertas afirmaciones que no están demostradas. Una dieta equilibrada, algo de ejercicio y sueño reparador es lo que necesitas para fortalecer tus defensas.

Una campaña publicitaria bien orquestada, un eslogan repetido durante mucho tiempo, algún testimonio... eso es todo lo que hace falta para convencer a muchos de las bondades de un producto, aunque las autoridades científicas no lo avalen.

La verdad sobre Actimel

Actimel es una leche fermentada entre cuyos ingredientes se encuentra un microorganismo (el Lactobacillus casei inmunitass), exclusivo de Danone. Este probiótico en realidad es equiparable a cualquier yogur del mercado, si bien tiene un precio muy superior. Y desde un punto de vista estrictamente nutricional, serían necesarios tres botecitos para alcanzar un simple vaso de leche.

Desmontando su argumento

Danone nos dice: “Todos sabemos que desayunar bien es clave para afrontar con fuerzas el día”. Hasta aquí todo correcto, pero el mensaje continúa: “Igual de importante es dar de desayunar cada mañana a nuestras defensas. Tengamos la edad que tengamos, nuestras defensas se enfrentan a lo largo del día a múltiples situaciones que pueden ponerlas a prueba: la falta de sueño, el estrés, el trabajo, las tareas de casa, y los intentos por llegar a todo… también pueden poner a prueba las defensas”.

Según su publicidad, tomando a diario Actimel ayudamos a nuestras defensas, reforzándolas… pero no hay nada detrás de esa afirmación. De hecho, la EFSA, la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria, no ha autorizado esta alegación. Por tanto, la promesa de Actimel de reforzar nuestras defensas está aún sin avalar. En realidad, lo único que puede usar Danone en la publicidad o envases de Actimel son etiquetas genéricas sobre las vitaminas o minerales que incorpore.

Un cambio sutil

Lo cierto es que Danone lleva tanto tiempo vendiéndonos la idea de que Actimel es ideal para ayudar a nuestras defensas, que ya no lo ponemos en duda. Y vamos más allá, de hecho, ya asociamos el famoso L.casei con el mejor funcionamiento de nuestro sistema inmunitario… Cuando no es así.

Pocos se han dado cuenta del sutil cambio que ha hecho Danone en su publicidad. Ahora es la presencia de vitamina B6 la que realmente ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunitario. Este cambio es el resultado de la publicación de la lista de alegaciones autorizadas sobre propiedades saludables en los alimentos.

Pero en cualquier caso, un producto, por más enriquecido que esté con vitamina B6, no es suficiente para “sentirse vitales” y “reducir la sensación de cansancio”

La relación entre la alimentación y salud no depende nunca de un único alimento sino de una dieta equilibrada y variada, a la que conviene añadir un adecuado ejercicio físico continuado. Por lo tanto, volviendo al eslogan inicial de Danone sobre las bondades de Actimel, frente una bajada de defensas debido a la falta de sueño, el estrés, el trabajo, las tareas de casa o los intentos por llegar a todo, la solución es comer bien, parar, delegar y dormir.


Imprimir Enviar por email