Informe

Grasas, ni abuses ni las abandones

18 febrero 2013
grasas

18 febrero 2013

Solemos huir de las grasas porque las relacionamos con los malos hábitos alimenticios y, sobre todo, con engordar. Pero son necesarias en su justa medida. No debemos abusar, pero tampoco podemos prescindir de ellas. Te lo contamos todo sobre las grasas alimenticias.

Nutrientes indispensables

El organismo tiene una capacidad limitada para almacenar la glucosa en forma de glucógeno y constituir una primera reserve de energía. El exceso de glucosa se transforma en ácidos grasos, que se incorporan al tejido adiposo constituyendo un segundo almacén de energía al que el cuerpo recurrirá cuando se agote el primero.

Las grasas son, en definitiva, una importante reserva de energía. Pero, además, las grasas son imprescindibles para asimilar las vitaminas liposolubles; es decir, solubles en grasa (vitaminas A, D, E y K), y para obtener algunos ácidos grasos que nuestro organismo no es capaz de fabricar por sí mismo (los ácidos grasos esenciales). Se trata sobre todo del ácido linoléico de la serie omega-6 y del ácido linolénico de la serie omega-3.

Por otra parte, e independientemente de su importancia nutritiva, las grasas son los nutrientes que más contribuyen a hacer los alimentos sabrosos y apetecibles al paladar humano.


Imprimir Enviar por email