Guía de compra

Guía de compra de muesli

19 mayo 2016

19 mayo 2016

Comparar-muesli

Una buena opción para el desayuno

El muesli va dirigido fundamentalmente al público adulto y está compuesto por cereales como avena, arroz inflado, trigo y maíz; frutos secos como nueces, almendras y avellanas; y frutas desecadas o deshidratadas como pasas, manzana, plátano, coco y fresas. Además, puede ser una buena opción para variar los desayunos.

Tipos de mueslis

  1. Normal: el común y corriente. Contiene menos grasas (7,8% de media) y azúcares (18,1% de media) y por eso pierden en sabor. Su aporte calórico es de 148kcal por ración de 40g. Su capacidad de absorber leche es mayor que la del muesli crujiente.
  2. Crujiente: estos mueslis contienen más grasas (16,6% de media) y azúcares (23% de media). Elementos necesarios para que tengan más sabor y los cereales se apelmacen y tengan la forma aglomerada que los caracteriza. Su aporte calórico es de 178kcal por ración de 40g. Su capacidad de absorber la leche es menor que la del muesli normal.

Fíjate en la etiqueta

Busca la información nutricional en la etiqueta y fíjate bien en lo que pone. Debes tener en cuenta estos 5 elementos: energía, grasa, grasas saturadas, azúcar y sal, además de su cantidad diaria recomendada (CDR).

Requieren mayor atención las grasas saturadas y la cantidad de azúcar. Pero, no olvides que el muesli también tiene una parte positiva: su alto contenido en fibra.

En cuanto al precio…

Todos los galardonados de nuestro análisis de mueslis son marcas blancas con precios por debajo de la media. Si prefieres los crujientes o los bío, debes saber que son más caros.

El tamaño del envase también influye en el precio. Los envases de hasta 500g, sean o no bío, suelen ser más caros que los de mayor peso.


Imprimir Enviar por email