Así analizamos

Así lo analizamos salmon

22 abril 2016

22 abril 2016

En nuestro análisis hemos valorado la presentación del salmón, los posibles defectos, la calidad del etiquetado o para ver si refleja la indicación de aspectos obligatorios como el peso o la fecha de caducidad, así como de otros aspectos tan útiles como el número de lonchas o cuánto dura el salmón ahumado una vez abierto.

Por supuesto, también hemos valorado la frescura del pescado, analizando el PH y las bases nitrogenadas, un indicador químico del nivel de degradación del pescado.

También hemos buscado benzopirenos, unos compuestos posiblemente cancerígenos que se forman durante la combustión de la madera utilizada para ahumar el pescado. Podemos estar tranquilos en este aspecto. Tampoco se detecta la presencia de aditivos como nitratos, nitritos y polifosfatos.

Importante: los resultados de los análisis publicados se refieren exclusivamente a los productos analizados.


Imprimir Enviar por email