Así analizamos

Nuestro análisis de pavo y pollo procesados

28 febrero 2020

Los productos de pavo y pollo marinados, al pimentón, a las finas hierbas o al ajillo han aparecido con fuerza en los supermercados, son jugosos, tiernos, sabrosos y duran bastante. ¿Qué son en realidad estos productos? Para saberlo hemos salido al mercado y hemos comprado 16 productos, bandejas de filetes de pavo y pollo condimentadps y envasadps.

Todos los productos se han analizado en el laboratorio, siguiendo las indicaciones de los expertos. En el análisishemos tenido en cuentas distintos aspecyos de a composición de estos productos, fundamentales para conocer su calidad y poder determinar cuáles son los mejores.

  • La proteína: si el porecentaje de proteína del producto es inferior al 14%, la valoración de este apartado es mala.
  • La relación entre la proteína y el agua. Casi todos los productos llevan agua añadida: si superan el 5% de agua añadida, deben indicarla en la lista de ingredientes.
  • Presencia de azúcares, almodones, fibras, son ingredientes que se añaden para retener agua, hemos comprobado si tenían y en qué cantidad
  • Contenido en sal, que da sabor, favorece la conservación y también ayuda a retener agua. Al final las diferencias nutricionales entre los productos son debidas a la mayor o menor presencia de sal.
  • Presencia de aditivos: Se recurre a ellos con distintos objetivos: colorean, conservan y retienen agua: pero no todos son igualmente útiles ni igualmente inocuos.
  • La higiene, rastreando la presencia de bacterias patógenas y de bacterias totales en el momento de la caducidad para ver si aguantan tanto como dicen.
  • Y por supuesto hemos valorado el etiquetado. En la gran mayoría de ellas no indican claramente y en el frontal que se trata de productos y preparados cárnicos. Y tampoco suelen dejar claro, salvo alguna excepción el añadido de agua.

Consulta en el comparador los resultados del análisis.